miércoles, 16 de diciembre de 2009

El Principe Azul


Y entonces el príncipe llegó en su corcel blanco y rescató a la bella dama que en verdad era una princesa encerrada en una torre...de más está decir que se casaron y fueron super felices, no felices..SUPER FELICES!!!


El cuento que todas conocemos y que involuntariamente añoramos porque ese cuento de la rescatada suena fascinante!


Los tiempos cambian y el prototipo del mentado principe también. Pero no se cean..las damas de la torre no se quedan atrás.


Ahora los principes no vienen en caballo, viene en carro, en moto, a pie, en bus o no vienen..hay quienes ni hacen el esfuerzo porque los tiempos han cambiado tanto que es mejor esperar aunque la dama de la torre se baje sola, tome un taxi y los busque..pero mejor si tenían un carro estacionado entre los matorrales y de igual manera salga del lugar y resuelva.


Siempre me pregunté por qué el caballo tenía que ser blanco y no negro o café...y qué cosa que si era blanco y andaba tanto por ahi, nunca estaba sucio. También me pregunté por qué el principe jamas se despeinaba, y eso que corría como loco por el bosque encima del mentado caballo. De paso no sudaba..es que era un principe!


Sea principe o plebello, los de la vida real, sudan, se despeinan, muchos no lavan el carro ( el sustituto del caballo) y si la dama encerrada da muchos peros, se van a otra torre a ver si la escalera está puesta.


Ya las cosas no son tan elaboradas, ya las cosas se han metalizado a tal punto que lo material prima, en muchos, sobre los sentimientos.


Asi vemos a algunas chicas viendo guapo al del carro lindo, al de la billetera mas gruesa y al que puede porporcionar mas. Estas cosas hacen mejor trabajo que un cirujano plástico. Por ese motivo vemos tantas veces en la calle el cuento d e la bella y la bestia, pero solo por un lado.


Me resisto a pensar que los principes se acabaron...así como me resisto apensar que tooooodas las damas de las torres (porque las hay aun) deban resignarse.


Sabemos que los tiempos ya no son los de antes, pero para regocijo de los idealistas románticos, aun quedan personas que valoran los sentimientos, el amor puro y desinteresado, los valores profundos del corazón y que aman con una limpieza de alma envidiable.

Gracias a estos especímenes en vías de extinción, pero que confío que al igual que otras especies en el mismo peligro, superen en número actual su existencia, es que aun vemos por aqui y por allá, amores inmensos ..amores de años..amores que duran a travez del tiempo y el espacio, amores que la edad ni la distancia ha podido separar..amores de cuento!!!!!


Asi es que...no hay que perder las esperanzas, después de todo...quizas el principe azul no ha llegado porque simplemente el caballo se enfermó y está buscando un veterinario que lo ayude.


sábado, 12 de diciembre de 2009

SOY UN HÍBRIDO!




Digamos que soy la mezcla entre un garbanzo y una carimañola...es que soy producto mitad y mitad, no soy inmigrante, pero soy de dos partes a la misma vez. Me sonó complicado por muchos años..a las finales no sabía ni de dónde era..sumándole a que no vivía ni en un país ni en el otro..estaba en un tercero que me robó el corazón para siempre.


Eso de las nacionalidades es algo fascinante para algunos y complicado para otros. Gran parte de mis amistades tiene madres de otro sitio...pareciera como si en una època hubiesen escaceado las mujeres y las hubieran buscado en otra parte.


Una de mis querida amigas, de madre Chilena, cuenta cómo el día en que se casaron sus padres, su madre se enteró de la edad de su papá..."nunca se lo voy perdonar" contaba por años a sus amigas..en cambio el papá decia "pero si nunca me lo preguntó, yo para qué le tenía que decir????"..nuestros hombres son únicos..arriba Panamá!!! Y entonces..mi amiga a la que quiero tanto, no nació ni en Chile ni en Panamá..nació en Ecuador y para nunca olvidarlo, su tercer nombre es el de una muy amada Santa ecuatoriana...nunca le he preguntado qué dice su cédula de indentidad en el renglon de nacionalidad...lo que sí hemos hablado alguna vez es de esa mezcla sentimental que cargamos en las espaldas cuando tienes de todo un poco.
Los hijos de Margot...otra historia similar.
La famosa Margot se casó despues de que la guerra en Alemania había terminado hacía mucho...vino aparar a estas tierras..por matrimonio; contaba que eso de la sangre latina tenía muy buena fama..de qué?? solo ella sabe y bueno, se casó con un señor del sur que el destino y el viento vino a dejarlos en este país, tuvieron hijos y estos seres ahora estarán mas enredados de lo que alguna vez estuve..o quizas al igual que yo..ya saben de donde son y a donde van. Y es que todos nacimos en la època de "decidete de donde escoges ser" y no en los tiempos d e la doble nacionalidad, que facilita todo actualmente.


Gracias a esas mezclas tenemos a los que bailan bien el merengue porque el abuelito era dominicano, qué orgullo!! bailan y bailan..dentro d e mi hibrido no s e encuentra el baile..se me invirtieron los genes ..por eso pierdo el paso..cosa que detesta mi compañero de baile, pero que yo, haciendo gala de parte de mi herencia ancestral..me mata de la risa y es que este híbrido de dominicano..también tiene ese estilo de "mala onda" que se estilan los del pais vecino de una de mis nacionalidades..por algo ese antepasado suyo vino y venció en una independecia..claro! por esa práctica de la intolerancia !


Educo a mi hija con el orgullo de haber nacido donde nació, lo mismo habria sido naciese donde naciese..a las finales somos de donde nacemos no? A la vez le hablo de la patria de su querida abuela,esa patria a la cual ya le tiene ese cariño de pariente que no ve pero que sabe que es bueno y cariñoso. Trato de que no se me enrede como algunas personas que son la " sopotocienta" generación de alguien de otra parte, que se sienten superiores al resto de la nación y luego resulta que el vecino de al lado tiene más cara de extranjero que ellos mismos., siendo autóctonos por donde los mires..hay de todo.. pero nada como ser agradecido de nuestra propia tierra.


Por eso..el ser híbrido dejó de ser para mí un problema cuando entendí que entre mas mezcla mas sabor, bailes o no bailes. Entendí que a las finales era un privilegio, pero que aun asi, podia repartir mi corazón entre tres tierras, entre tres naciones muy distintas entre si y que a las finales, había nacido en un sitio que me gustaba mucho, que había tenido la dicha de vivir en un lugar que nada tenia que ver con mi genética real, pero si con la espiritual y que tenía también el privilegio de tener en mi sangre parte de dos mundos..el mundo del garbanzo y de la carimañola.


Cuando entendi eso ya no me compliqué más y estuve lista para no enredarle la cabeza a mi hija y crsiparme los nervios cuando oía a quienes aun se conservaban enredados..


Aun así..sigo amando a la humanidad y sus locuras fronterizas....


A las finales...seguiré siendo lo que soy..a lo cual mi prima boge respondió fascinada una vez "pues yo soy un híbrido entre tortilla de papas y un vestido de flamenca" oleeee por mi prima..es 100% española...como su tía la de acá!!

EL VALOR DE LAS PEQUEÑAS COSAS


"todavía conservo la capacidad de asombro"..eso decía mi papá cuando le regalaba algo quien fuera, porque simplemente le gustaba todo! y eso de no perder la capaciad de asombro es también valorarlo todo, asi como pienso cada día en el valor que tienen las pequeñas cosas en mi vida.

El ver la flor que salió nueva en una planta en el mini jardín que tengo en mi casa, me llena de una felicidad indescripstible, quizas mis flores tropicales no son las rosas del jardín de mi abuela, pero tanto ella como yo..valoramos lo que florece en nuestros respectivos jardines, aunque debo agregar que ya mi abuela se nos adelantó hace unos años.

Siento que cada cosa nueva me brinda la maravilla de sus colores, de sus olores y de su belleza, la naturaleza es realmente un super regalo Divino, algo incomparable con lo que se nos pueda ocurrir, es el regalo bello de la creación.

Conservo afortunadamente, al igual que mi papá, esa capacidad de asombro al hacer cosas pequeñas que me llenan el espiritu, el poner esas flores lindas en un florero en mi casa, en el baño, en donde s e me ocurra!

Disfruto el calor del sol, el verano picante ese de mi tierra, el que me hace recordar aquellos conquistadores españoles, forrados de ropa y cargados no solo de sueños y de media vida, si no de armas, municiones y pesados armamentos que conducían por media selva para llegar a alguna parte que algún indio cotilla (bochinchoso) les había contado que quedaba más allá...qué calor pasaban no? luego se salían con el cuento de que los mas fuertes sobrevivían..no eran los mas fuertes , si no los mas expuestos..qué cosa que los que mandaban a la tropa llegaban sanitos al destino no? y la pobre tropa? aguantense!!!! en fin, ese sol, que me maravilla, ese calor que me fascina...fue para otros su suplicio..un suplicio que la capaciad de asombro los mantuvo quizas en shock y no fascinados como a mi.

Me gusta la lluvia tropical, esa que parece que se acaba el mundo, pero que en pocos minutos se detiene asi como llegó...me gustan esos truenos y esos relámpagos..no me dejan de maravillar...los indios les tenían terror por buen rato...y nosotros aqui de pequeños, casi como los indios...muertitos de miedo cuando oiamos sonar esos relampagos y truenos que nos helaban la sangre y que antes que terminaran, los que teníamos madres del viejo mundo nos explicaban que era el niño Jesusque s e le habían caido sus juguetes o que jugaba pelota...yo es que no entendía por qué el niñito Dios no se estaba quietecito como yo. Mis vecinos los González , que también eran paisanos y eran super divertidos les decian a sus hijos que no s e preocuparan..que era la Virgen cabiando de sitio los muebles y yo no podia imaginarme a esa Hermosa señora tan apacible cambiando muebles, pero el caso es que los González no pasaban miedo y entendian la "mudanza".

Así como los niños consevan por mucho tiempo el maravillarse por algo, muchos adultos conservamos esa parte de niñez que nos hace disfrutar y sonreir, a pesar de pasar a ser incomprendidos por otros adultos, pero qué carajo! lo bailado,como dice el dicho, no nos lo quita nadie.

Son muchas las cosas que me asombran una y otra vez, a pesar de haberlas visto tanto, que me llenan de alegría y paz. Y es que las pequeñas cosas de la vida, siempre tendrán para mí, ese sabor a gusto que desborda el alma de recuerdos gratos.

Por eso, soy fiel creyente en que si conservamos dentro de cada uno el valor d e las pequeñas cosas del día a día, mantendremos dentro de cada uno ese tesoro personal que da alegría individual...que después acabará contagiándo al mas reacio.