viernes, 28 de mayo de 2010

SERÁ QUE ME ABRAZAS???


En algunos lugares está que llueve y llueve, ese calor indescriptible le ha dado paso a la lluvia, pero como el planeta es extremista, o nos ahoga de calor, o está a punto de hacerlo a punta de agua.
Ahhhhh la lluvia, esa que suena bonito y no causa estragos..esa es la que nos gusta a casi todos, esa lluvia que trae consigo un libreto para cada casa, ese libreto que suena casi a romanticismo.
En lo personal, antiguamente cuando llovía de esa manera, mi libreto consistía en hacerme un cafecito, sentarme en la sala de mi casa con una lucesita encendida, un libro y me ponía a leer, eso era tan relajante! Luego, el mentado libretito fue cambiando, ahora ya no leía, ni tomaba algún café; me servía un vino tinto en una copa que me gustara mucho, ponía a Frank Sinatra y disfrutaba la lluvia.
El sonido de la lluvia me dormía lentamente, aunque no se si el efecto del vino cooperaba, pero cuánto disfrutaba todo aquello.
Con todo y mi libreto establecido, pensaba que sería muy agradable, sentarme en alguna parte y ver la lluvia caer, muy abrazada de mi galán..lo malo es que el que me tocó, sufre de calor. Me imagino yo sentada en alguna parte y esperando un brazo sobre mis hombros, mientras cae el agua y viendo como escampa sin el brazo amigo encima.
Y es que parece que el libreto del galán en mención y el mío no coinciden! Habrá que reorganizar algunos renglones..o todos!
Su libreto es algo simple, llueve...enseguida la "frase sabia" aquella que dice :"está lloviendo", a veces pienso que tiene espíritu de noticiero meteorológico de última hora. Y después de anunciar la lluvia que de todas maneras ya sabía, se entusiasma con que haga un chocolate caliente, como si viviéramos en país frío , entonces olvida que todo le da calor, parece que su libreto es bastante versátil en algunos momentos.
Lo más cercano a mi digamos, sueño dorado ha sido, salir de alguna parte y correr hacia otro sitio, los dos debajo del paraguas y claro, ahi si siento su brazo protector..es que solo tenemos un paraguas para los dos!
Bueno, cada libreto es distinto, cada manía también, aun así, moriré sin saber lo que es ver la lluvia desde la ventana con tu compañero al lado, su brazo rodeándote y si quiere que no hable, que en este caso es permitido.

viernes, 21 de mayo de 2010

LA REVELACIÓN DE LA NOCHE


Recién regreso de una reunión en casa de una de mis grandes amigas: Patricia.
Nos encontramos varios que no nos veíamos hace mucho, asi como gente nueva que al conocerla me resultó de lo más agradable y simpática.
Entre las novedades estaba mi compañera de silla: Isabel de 7 años "se me cayeron estos dientes" me empezó a contar y me mostró el sitio donde debían haber estado... solo pensé que cuando a mí se me cayeran nuevamente, estaré tan mayor que creo que en vez de un triunfo será una tragedia la cual juro con toda mi alma no contar en ninguna parte.
Isabel siguió su conversación todo el tiempo en que estuvo sentada junto a mi silla; a los dientes siguió con la historia de su vida, la cual consistía no solo en su caída de dientes, la cual le vaticiné llena de ingresos porque se llenaria de dinero si seguian cayéndosele, por aquello del ratón Pérez , a lo cual asintió al terminar de contárselo.
Entre las historias de sus "largos" 7 años, estaban sus dos hermanos menores, el ahorro, seguido de que 40 más 40 son 80, no sin agregarle que eso se debía a que como 4 mas 4 era 8 y cero mas cero era cero, al sumarlos, daban 40...mostré mi asombro y pensé que con eso daba por terminada la plática..estaba equivocada...tan solo comenzaba.
Del tema matemático pasó a la pregunta de historia, quería saber si yo sabía quién había sido el primer presidente de Estados Unidos, luego pasó a un tema religioso; me contó la historia del buén samaritano, versión siglo XXI porque el samaritano parece que estaba tirado en una carretera donde pasaba medio mundo sin verlo y de paso me contó cómo estaba vestido y golpeado,casi casi me adiciona que pasó una ambulancia. Después pasó al tema de la materia de español,concretamente a su libro de lectura, donde "nos" ,( porque ya a estas alturas la niña tenía a varias personas pendientes de la conversación en la que ella y solo ella, era la moderadora), habló de la fábula de Esopo, del pastor y el león, solo que al pobre pastor le cambió la condicion, era esclavo y de paso resulta que había escapado de una plantación porque había robado y cuando lo agarraron, fue a dar al circo romano... no sabemos cómo pasó de alguna plantación que me imagino era del nuevo mundo, a la antigua Roma, eso no nos lo explicó.
Y así siguió por buén rato habla que habla, hasta que me mira seria y me dice "sabes que soy mucho menor que tú?" el "auditorio" se vino abajo de la risa; yo , por ahí mismo le contesté que en verdad si no me lo hubiera dicho, jamás lo habría notado "de verdad crees que es muy notorio que soy mucho mayor que tú??", me miró seria y asintió con la cabeza una sola vez, a manera categórica, para agregar "sabes, por eso no podrias hacer lo que yo hago" y por ahi mismo hizo un acto que para mí, con estos mil años que tengo, es un acto de contorsionismo: subio la pierna hasta la cabeza y casi la pasa por la nuca. En ese momento le dije "qué va Isabel! si hago eso, seguramente tendrían que llevarme en brazos a mi casa, porque me desarmaría!!" y fue peor cuando una del auditorio dijo "a tu casa??? al hospital!!!!"
Creo que la niña fue felíz de hacernos felices a nosotras sus oyentes, al irse se despidió de mí con un beso; del resto, con un hasta luego desde lejos, parece que le cai bién.
Las nuevas generaciones se vislumbran amenas, con conversaciones variadas..si hasta un chiste me contó después de soltarme una adivinanza! Ojalá algunos adultos tuvieran la personalidad sana y sincera que tenemos cuando niños, la claridad de palabras, la nitidez de alma y dejaran atrás lo complicado y extremo, el revanchismo y la mala fe, pero sobre todo que dejaran de fingir y engañar y de hacerse pasar por quienes no son, engañando al prójimo como a sí mismos y de paso olvidando que arriba hay un Dios.
Sin duda, siguen siendo los niños nuestros grandes maestros. Tomemos de ellos lo bello de un corazón sincero, manteniendo lo maravilloso de la experiencia por lo vivido, siendo adultos en todo momento y no confundiendo la ingenuidad con la frescura, ni la tontería con la transparencia, que el tonto es tonto, no transparente y el fresco es eso, fresco y no ingenuo.

LOS GRANDES SILENCIOS


Quedarse callado no soluciona mucho las cosas, aunque tampoco se trata de andar respondiendo todo como si tuvieras enfrente a la maestra preguntandote en el salón de clases.
Se ha dicho tanto del bendito silencio! a mí, en particular, me desespera que cuando espero respuestas, obtengo silencios. No se qué pensar cuando esas cosas pasan...
Aun así, el silencio no resuelve en la mayoría de los casos, solo empeora las cosas.
Dejemos el mutismo para cosas más útiles, sutiles..del corazón!
Qué rico debe ser quedarse mudo mirando el cielo estrellado con tu novio, tinieblo, esposo o amigo especial; en esos casos..de verdad que la embarras si hablas. Se pierde esa magia del cielo estrellado.
Las cosas deben ser utilizadas adecuadamente...hablemos cuando se requiere, callemos cuando en verdad es el momento de hacerlo..ya expliqué cuándo...
Estoy convencida del daño que puede hacer el quedarse callado, de las cosas lindas que se pierden de expresar, así como del orden que puede ponerse en la vida si hablamos en el momento indicado.
La prudencia es eso, prudencia, callarse no necesariamente lo es.
Mi sueño irrealizable es que cuando necesito una respuesta me la den, no hay que maquillarla, solo decirla, estaría tan agradecida!Odio los rodeos, las risas con misión de "despistar" que ya no cumplen su cometido y el actuar como si nada hubiera pasado. Por eso me vuelvo tan cansona cuando las cosas me quedan pendientes, en el aire.
Pero como no puedo cambiar la humanidad, dejo que las cosas sigan su curso, sin dejar de pensar en lo que se pierde la gente que se queda muda a propósito, en lo que dejan de expresar sin pensar que aqui estamos de paso, que cualquier día nos vamos y ni modo, tarde será para empezar a explicar. Las lápidas en los cementerios no tienen oidos.

martes, 18 de mayo de 2010

QUÉ CALOR!!!!!!!!!!!!!!!


A mi entender existen dos tipos de calores: el calor de Hogar y el calor de porra que está haciendo en estos últimos tiempos.
El calor de hogar es maravilloso, no da realmente calor, da paz, armonía, estabilidad, en resumidas cuentas es acogedor. Mientras que el calor que hace en estos tiempos es realmente un castigo, la antítesis de la armonía, porque ya la gente anda de malas por la calle; de paso también es artífice de la inconformidad: ya no me gusta esto, no me gusta aquello, pero en verdad lo que no nos gusta es la incomodidad de salir bonito de la casa y a 4 pasos de la puerta ya estás con el pelo hecho un lío y la cara desencajada, entonces descubres que todo lo que ves ya no te gusta..pero porque te sientes acaloradoooo!!
Remedios? muchos, unos baratos otros más caros, si fuera vendedora de helados ya fuera millonaria, pero es que ni los heladeros quieren andar por alli, puesto que junto a los helados, se derretirán ellos también.
Va a ser entonces super cierto lo del calentamiento global, me pregunto a dónde llegaremos si esto sigue así. Yo que me preciaba de tener el "termostato dañado", cada vez que la gente tenía calor, yo tenía frío y ahora?? como que se me arregló el famoso termostato..añoro cuando estaba dañado.
Aun así, qué queda? tomarlo con calma, porque no es tema de andar maldiciendo a la humanidad tampoco, creo que en la vida, cuando ya no puedes con algo..mejor deja que siga su curso... a ver hasta donde llega la cosa y aceptemos que ni modo.
Antonio ha decidido ver con filosofía el calentamiento global, comprándose cuanto cactus ve por su camino...pronto no sabré si vivo en el desierto de Arizona o en dónde, lo malo es que cuando se aburra...seré sin desearlo, dueña y señora de su reino de cactus, solo pensarlo me da más calor.
y yo? bueno, yo confío en la lluvia y en la misericordia de Dios! Porque si no pienso en ello, me derrito.