viernes, 28 de mayo de 2010

SERÁ QUE ME ABRAZAS???


En algunos lugares está que llueve y llueve, ese calor indescriptible le ha dado paso a la lluvia, pero como el planeta es extremista, o nos ahoga de calor, o está a punto de hacerlo a punta de agua.
Ahhhhh la lluvia, esa que suena bonito y no causa estragos..esa es la que nos gusta a casi todos, esa lluvia que trae consigo un libreto para cada casa, ese libreto que suena casi a romanticismo.
En lo personal, antiguamente cuando llovía de esa manera, mi libreto consistía en hacerme un cafecito, sentarme en la sala de mi casa con una lucesita encendida, un libro y me ponía a leer, eso era tan relajante! Luego, el mentado libretito fue cambiando, ahora ya no leía, ni tomaba algún café; me servía un vino tinto en una copa que me gustara mucho, ponía a Frank Sinatra y disfrutaba la lluvia.
El sonido de la lluvia me dormía lentamente, aunque no se si el efecto del vino cooperaba, pero cuánto disfrutaba todo aquello.
Con todo y mi libreto establecido, pensaba que sería muy agradable, sentarme en alguna parte y ver la lluvia caer, muy abrazada de mi galán..lo malo es que el que me tocó, sufre de calor. Me imagino yo sentada en alguna parte y esperando un brazo sobre mis hombros, mientras cae el agua y viendo como escampa sin el brazo amigo encima.
Y es que parece que el libreto del galán en mención y el mío no coinciden! Habrá que reorganizar algunos renglones..o todos!
Su libreto es algo simple, llueve...enseguida la "frase sabia" aquella que dice :"está lloviendo", a veces pienso que tiene espíritu de noticiero meteorológico de última hora. Y después de anunciar la lluvia que de todas maneras ya sabía, se entusiasma con que haga un chocolate caliente, como si viviéramos en país frío , entonces olvida que todo le da calor, parece que su libreto es bastante versátil en algunos momentos.
Lo más cercano a mi digamos, sueño dorado ha sido, salir de alguna parte y correr hacia otro sitio, los dos debajo del paraguas y claro, ahi si siento su brazo protector..es que solo tenemos un paraguas para los dos!
Bueno, cada libreto es distinto, cada manía también, aun así, moriré sin saber lo que es ver la lluvia desde la ventana con tu compañero al lado, su brazo rodeándote y si quiere que no hable, que en este caso es permitido.