viernes, 25 de junio de 2010

CÓMODAS MENTIRAS...RUMORES SEGUROS!



La verdad , no creo que todos los hombres sean iguales. Eso lo dicen solo las madres que no han sabido educar bién a sus hijos, para que se los aguanten en la calle! Es que no puedo estar de acuerdo en ello, puesto que si lo estuviera, tendría que decir entonces que todas las mujeres somos iguales y tampoco es cierto.

Los seres humanos nos parecemos en que tenemos boca, naríz, ojos y orejas, aparte que tenemos sentimientos, ya sean buenos o malos, pareciera que tuviéramos dos grupos como en los cuentos: los buenos y los malos.
Creo pertenecer al grupo de buenos que no se dejan asustar por los malos, que se mantiene lejos de ellos, puesto que tenerlos cerca es perder el tiempo.
Definitivamente todos somos diferentes...afortunadamente.

No, sin duda ni los hombres ni las mujeres somos todos iguales, gracias al cielo existen como paleta de colores, en version de carácter y sentimientos. Gracias a ello sabemos lo que nos gusta y lo que no, haciendo que de esa forma, si lo descubrimos en el camino, al menos podemos avisarles a los que vienen, cómo son las reglas del juego.

Qué va! No todos los hombres son iguales. Esa bola, insisto, la soltaron unas cuantas madres que no habían hecho bién su trabajo y para no delatarse, idearon la frase y la soltaron como pólvora y se regó por el mundo entero, haciendo padecer a muchas que resignadamante pensaban que mejor seguir con el calvario..porque..todos los hombre serán iguales..qué perversas esas madres!

Pero no, aquí no termino sin decir que hay seres formidables, respetuosos, y buenos compañeros, que saben dar y recibir, porque si solo recibimos creo que de buenos pasamos a malos. Hay hombres maravillosos en este mundo,no buenos compañeros, si no buenísimos! los cuales logran mantener enamoradas a sus compañeras el resto de la vida . A esos hombres les diría que merecen algo como ellos, algo que les haga feliz 100% no un porcentaje que acomoden con el cuento, también de manera resignada, de que es que las mujeres somos "así", porque así como hay hombres maravillosos, hay mujeres igual de maravillosas.

No se crean esos cuentos cómodos que suelta el que sea, como aquel que dice que siempre los hombres feos son buena gente...ese cuento, seguramente lo soltaron los feos porque los guapos les llevaban ventaja!

En resumidas cuentas, las cosas hay que averiguarlas por uno mismo y luego las experiencias serán nuestra base para caminar en la mejor dirección y así dejar de pensar en aquella "bola" ancestral, porque No todos los hombres son iguales..gracias a Dios!

viernes, 18 de junio de 2010

ESOS SERES TERRITORIALES...



Cercamos terrenos..jardines..garages, aunque hay gente que ve a lo más cercano como propiedad.
Qué triste es que se vea a las personas como cosas accesibles y acomodables a nuestro propio gusto, como cuadro colgado en la pared que nos gusta y luego lo movemos..total..como es nuestro...
La gente y más que nada, los seres queridos son libres, libres de pensar, de hacer y de estar. Nada más placentero que estén con nosotros, por nosotros mismos y no por comodidad,egoismo, porque la gente mira..o lo que es peor...porque paguen las cuentas.
Arriesgado es, pensar que un papel que firmas en dos sitios distintos se asemeja a los de la compra de un terreno. El que piensa de esa manera, irremediablemente perderá hasta la camisa si se descuida en lo que en verdad debe cuidar..el cariño, el afecto, la sinceridad y el verdadero amor que no debe confundirse con un agradable decir te quiero un buen día que a las finales hasta a la mascota se le dice. El amor es otra cosa y no es mojigatería de una tarde que se prolongue hasta la noche disfrazando a otra cosa, para acabar haciendo que el otro haga lo que queremos nosotros y que en realidad no es lo que debe ser.
Definitivamente amar es algo tan sublime que es o no es..no acepta la mitad de nada.No creo que el que ame lo diga y luego sus acciones sean contrarias como para haber rectificado antes que en vez de decir te quiero, diga mejor "me quiero".
Y así hay gente, queriéndose mucho, pero tanto tanto, que pasa los límites de lo que es quererse a uno mismo, acomodando la loable frase, a sus propios beneficios, conviertiendo todo en un magnífico egoísmo que para el más despistado, parece otra cosa...hasta que despierte!
La pareja, los hijos, los padres, los amigos, no son de nuestra propiedad. Los que ya sabemos, llegan a nuestra vida para ser guiados y dejarlos ir cuando les toque, otros llegan para guiarnos hasta que nos toca salir; hay también quienes llegan para compartir momentos magníficos e inolvidables así como están otros... que llegan para convertirse en compañeros nuestros en todo, se supone que para siempre, con los cuales no solo vamos al cine, si no, que compartimos gustos, aficiones y si no es todo así, al menos acompañamos y nos acompañan a lo "tuyo" y lo "mio", haciendo la vida más interesante.
No, la gente no es ni banca de parque, ni maleta de viaje..es más que un objeto como para pretender que es nuestra propiedad y andar diciédolo en todas partes como si te quitaran la pelota que es tuya... y que vean que tiene dueño... aunque no la uses mucho, que sepan que te pertenece ...pero, las pelotas acaban rodando.
Esos seres territoriales me estresan sabe Dios cuánto! Los respeto, pero me estresan y más cuando son territoriales a destiempo, sin razón y sin amor, por mero capricho, por el tiempo que les convenga y por propia comodidad. Al respecto solo puedo agregar que el ser territorial a las finales en esto, no tiene caso, pues lo que no es sincero sale a la luz, el egoísmo ni te digo! Y No hay más ciego que el que no quiere ver y la vida...siempre acaba dando a cada quien lo que merece y con la buena fortuna, no se juega!..a menos que la querramos perder.

martes, 15 de junio de 2010

AQUELLA ROSA...


"Los hombres cultivan cinco mil rosas y no encuentran lo que buscan y lo que buscan, lo encontrarían en una sola rosa". Con esa frase me quedé después de leer hace muchos años "El Principito" de Antoine de Saint-Exupéry. Y me quedé con ella porque siempre, pero siempre nos la pasamos buscando lo que tenemos a la mano, después de haberlo encontrado.
La inconformidad ante lo cotidiano que se vuelve cansón y los sueños pendientes que no realizamos porque o no nos atrevimos, o los dejamos para más tarde, hacen que sigamos buscando algo que quizás ya lo hemos encontrado y por tontos , lo dejamos ir.
Cómo hacer para no caer en eso...si la cosa no es tan complicada , no?
Quizás el miedo o la inseguridad hacen que las decisiones erróneas salgan como resortes y luego no se puedan recoger porque siguieron brincando lejos de cada quien.
Las rosas acaban muriéndo, pero ninguna será como la otra, si son rosadas, no son iguales a las finales, siempre habrá algo que las diferencien así sea solo ante nuestros ojos.
Perder lo que se ha querido encontrar, habiéndolo encontrado en una sola rosa, es correr en sentido opuesto a lo deseado y anhelado, es vivir atado a lo equivocado, privándonos de todo lo grato que se ha querido tener.
Por eso, al pensar en esa frase inolvidable, sueño que cada quien, alguna vez, vea la rosa que ha encontrado, la cuide y no la deje ir.

lunes, 14 de junio de 2010

LA FELICIDAD VIVE EN TU CASA



Si tuviéramos un manual detallado, lo que se dice detallado,sobre cómo ser felices..no perderíamos tantos años buscando como si de un tesoro se tratase, confieso que la busqué por años, sin saber que la tenía.

Cuando estamos muy jóvenes, la felicidad tiene la cara de una fiesta; al seguir creciendo, los sueños nos hacen felices, esos sueños que te dejaban bobo y sin oir a nadie porque estás en tu mundo; Las salidas en grupo, el compartir las novedades del fin de semana un lunes en el colegio, eso era felicidad.

Cuando llegó el momento en que pasamos esa etapa de ver la felicidad en términos grupales, llegó de pronto la felicidad de a dos: ahora la felicidad estaba en la pareja que teníamos. Al casarnos, la felicidad era mayor y cuando llegaban los hijos....cargaban con la felicidad nuestra como si al mundo hubieran venido con esa misión y no con la de hacer sus propias vidas.Porque una cosa es ser felíz con alguien y otra muy distinta hacer de alguien la propia felicidad.

Ahora, después de haber pasado por todas esas avenidas, es cuando estoy más convencida que la felicidad está en cada persona, es individual, es unitaria.
No es más que estar contentos con quienes somos, con lo que somos y con lo que tenemos,ocupar nuestro tiempo en cosas afines a nosotros mismos, es ser conscientes de que la alegría la llevamos dentro y que no necesitamos de nadie a manera de detonador para sacarla como una bomba.

Si dependemos del prójimo para ser felices, entonces estaremos toda la vida presos voluntariamente y a la expectativa de quien sentimos, nos la proporciona, con lo cual, el día que no lo tengamos, será el más triste de nuestras vidas.

Me confieso felíz sin arrepentirme, porque a las finales hasta haciendo un dulce, así me quede fatal, me lo paso bién. Tampoco es que sea la eufórica de la cuadra, ni la mas jocosa de la reunión, pero sí se cómo sentirme felíz . También se que no soy la campana andante..se lo que es tener días tristes! Pero siempre, siempre, me levanto y sigo sonriendo más adelante, que una cosa es ser felíz con uno mismo y otra cosa es ser eufórico..eso ya es un problema.

No nos privemos a manera de castigo de ser felices, hay muchas maneras de serlo siendo nosotros mismos , amándonos como somos, modificandonos si hay algo que nos perturba y sobre todo haciendo aquellas cosas simples de la vida, pero grandes en significado, las cuales jamás tendrán precio, pero sí , mucho valor! Por eso digo, la felcidad vive en tu casa... y agrego: siempre que el dueño, seas tú.

Maravillosas Enseñanzas


Las enseñanzas están siempre a la mano, en lo que menos pensamos va la lección detrás...
Pensamos algunas veces que ya nada nos espanta o nos maravilla y la realidad es otra, aun no terminamos ni de espantarnos ni de maravillarnos.

Cuando vi Alicia en el Pais de las Maravillas, fui casi que empujada, no me hacía ninguna gracia sentarme buen rato mirando una película que nunca me había llamado la atención y que desde pequeña me daba estres porque todo parecía una pesadilla y todos, un grupo de incongruentes.Ya desde chiquita tenía un razonamiento de vieja, nada se me escapaba. Aun con esa predisposición y en aras de seguir mi papel de madre, me fui al cine con mi hija para que después, al salir del cine, me sintiera muy agradecida por el mensaje de la película,que en verdad son muchos, pero me quedé con el último que se menciona,en resumidas cuentas: que cada uno tiene las riendas de su propia vida.

Y es que el tener las riendas de nosotros mismos es toda una proeza. La inseguridad muchas veces nos pone una barrera, luego aparece la presión de lo que se te ocurra , para darle paso al famoso qué dirán si hago esto o digo aquello.
A mi humilde entender, estas cosas no son más que ataduras que nos ponemos solitos, haciendo muchas veces nuestra vida más difícil de lo que en verdad podría ser. Deberíamos ser más compasivos con nosotros mismos y darnos cuenta que si no hacemos daño a nadie, no debiéramos tener ese tipo de ataduras que a la larga solo acaban truncando sueños y deseos sanos.
Suena fácil decir que hacemos lo que queremos, pero analizando bién..creo que no todo..por las famosas ataduras.
Con Alicia en el Pais de las Maravillas corroboré que si no hacemos lo que en verdad queremos, no somos felices y el ser felíz es lo que todo ser humano querría para siempre.

Ya que había asimilado que no era tan malo bancarse una película que no te interesaba mucho, porque en verdad fue positiva, me lancé nuevamente a ver otra que no me hacía tilín ver: "El Principe de Persia". Nuevamente salí con mensaje en mano, recordé como por la ambición , tanta gente se jode, sí...se JO-DE. Es que no hay otra palabra.
Recordé con esa película, que hay gente que no valora lo que tiene, juega con su suerte y luego la pierde por ambición y por otras cosas también!. Recordé a la par que hay gente que valora lo que tiene, lo atesora y lo trata de conservar a toda costa. Con esos mensajes salí del cine, lista para ver lo que sea de ahora en adelante. Ya había visto voluntariamente "Cocó Chanel" , en la cual las motivaciones estaban a lo largo de la película por la tenacidad que hace gala esa mujer toda su vida, hasta llegar a ser lo que en verdad desea ser: alguien que no se rige por patrones que alguna vez puso alguien y el resto siguió como borrego. Simplemente descubrí que Alicia y Cocó, tenían en común haber decidido tomar el timón de su propia vida y ya vemos que mal, no les fue! Y no les fue mal porque al tomar sus vidas en sus manos, lo hicieron convencidas de lo que querían, de paso no lo habían decidido una noche loca y estaban seguras de saber hasta dónde querían llegar.

Segura de que no hay una fecha exacta en la vida de cada persona, para empezar a tomar las riendas del caballo ese que se llama vida, siento que nunca es tarde para empezar a tomar el control de uno mismo, si es que antes no se ha hecho . Valorar lo que se tiene, deshechar lo que molesta y si hace daño, pues con mayor razón y ser honestos con Dios primero y después con nosotros mismos, dejando de lado las ataduras que a la larga, los únicos perjudicados, seremos exclusivamente cada uno.

Sí, las enseñanzas están y estarán presentes siempre, acompañadas de señales que nos indiquen hacia dónde caminar. No importa en dónde se esté...todo es un maravilloso aprendizaje.