domingo, 31 de octubre de 2010

LAS FIESTAS PATRIAS

Yo no sabía que las patrias eran huèrfanas antes que aparecieran los famosos padres de la patria alias los próceres! Creo que ya la patria de quien sea tenía su papá y su mamá, que no eran mas que todos los hombres y las mujeres que la poblaban.
Aun así, un grupo de señores que se cansaron de algo muy  serio, se pusieron las pilas, se organizaron y formaron su estrategia muy organizadamente y crearon nuestras repúblicas americanas. La verdad que la cosa les salió super bién porque eran condenadamente organizados y las cosas organizadas generalmente salen bién, a menos que tengas a un desorganizado en el grupo, que quiera mandar y lo dejen.

Nuestros próceres panameños tuvieron sus digamos , ayudantes voluntarios, como el caso de nuestra inolvidable Rufina Alfaro, que en la gloriosa Villa de Los Santos, se dio a la tarea de avisar que la cosa  no es que andaba  bién, si no super bién!  y ques  los "odiados" españoles, estaban ya listos para la foto.  Curiosamente,142 años después, Rodrigo   se casó con Pilar  , se fueron a vivir a La Villa de Los Santos, llegó el mes de noviembre y Pilarita que es española quedó con los ojos cuadrados cuando llegó el día  10, que conmemora el grito de independecia que se origina precisamente en ese lugar   y vio el alboroto por la celebración de la fecha que no era ni más ni menos que en contra de los españoles; parecía que pagaba algún karma. Ya para el 28 de noviembre, fecha en que se conmemora definitivamente nuestra separación de España, gracias a los organizados próceres, Pilar estaba ya fresca con el cuento y ayudó desde  el balcón de la casa donde vivía, que para colmo era colonial, a que una tela conmemorativa la pusieran derechita porque estaba quedando torcida. Si eso hubiera ocurrido en 1821..mija! te cuelgan luego tus compatriotas.
Me apasiona ese revulú que formaban las gentes de aquel entonces, esas ansias de lograr algo a como diera lugar por razones justas, no por caprichito.

Me imagino también el suspenso y el estres de doña María Ossa de amador, cosiendo la propuesta de bandera junto a otras señoras valientes que si las hubieran pillado no quiero ni pensar qué habría pasado, pues eran  el equivalente a unas subversivas de èsta època al hacer algo impensable en aquellos tiempos. Se nota que las señoras de antaño no rechistaban y eran ultra colaboradoras, amén de discretas, que si eso no hubiera sido de esa manera, la cosa no se logra y quien sabe si hubiese existido discrepancia en los colores..quien quita hubiera sido barajada una bandera color pastel. Esas señoras, sin duda, fueron tan valiosas como los señores próceres y si no lo piensan..solo recuerden que las expertas en costura eran ellas..no ellos.

Lo bueno es que aquí , la independecia no mató gente, aquí todo fue en calma, a escondidas y con sorpresa, quizas por eso somos como somos, nada violentos. Si vemos nuestro himno, su letra no habla de batallas sangrientas, es pura negociación con final felíz. Me gusta mi himno!!
Las cosas han cambiado desde entonces. El orgullo de haber nacido por acá , ha variado digamos que algo en algunas personas; pues generalmente te encuentras con alguien que comenta fascinado , que el abuelo nació en España o que el tatara abuelo es de la conchinchina y se olvidan de el " trepaquesube" que se tuvo que hacer para ser independientes.
Conozco uno (jajaja el roomate!!) que dice que el 28 de noviembre es día triste porque se perdió definitivamante su oportunidad y la de muchos,  de tener pasaporte de la Comunidad Europea..hay de todo en la viña del Señor!! 

Definitivamente, la època independentista en cada uno de nuestros países fue todo un evento, mejor prueba de ello es  que aun seguimos con la celebradera, tal cual en aquellos tiempos, solo que ahora, al menos aquí, adicionamos más cosas, hay desfiles, batuteras, banda,  venta de carne en palito y baderitas panameñas sin el problema de ser pillados por nadie. Creo , con todo respeto, que si Doña María Ossa de Amador volviera a la vida y viera las banderas de todos los tamaños que venden hasta en los semáforos,  se muere de nuevo o pide  regalías.
Sin duda los próceres hicieron buén trabajo, pues seguimos celebrando esa labor, solo nos falta no olvidarnos durante todo el año, de lo que costó tal empresa y no dejarlo solo para noviembre.

Gracias queridos señores!   Que aunque me parece que la patria nunca fue huérfana,   al menos en estos días, no sentimos que provenimos del viejo mundo y nos enorgullecemos más que nunca, de este pedazo de tierra maravillosa; logrando se honre y les honren de alguna manera por organizados y atinados, propiciando el orgullo de ser panameños todos y de crear la nostalgia por la tierra propia en cada panameño que viva en el extranjero.