domingo, 24 de octubre de 2010

LO QUE NOS GUSTA ES DISFRAZARNOS!


 Realmente no celebro halloween, lo que me gustó siempre fue la disfrazadera quizás porque en el fondo he tenido ese mal de familia de andarme disfrazando.

Hace años..pero muuuuchos años, incursioné un 31 de octubre vistiéndome de  bruja, pero me dio tanto calor y de paso me tropezaba con el vestido a cada rato que si no hubiera sido por la escoba, que me sirvió de bastón, me hubiera dado una matada!,  acabé renunciando al intento y  como pésima bruja, acabé volando la peluca, el sombrero negro y el vestido ni se diga! Terminé vestida de mí misma.
 Otro año en que estaba aburrida , y  ya era bastante grande  quedé con mi amiga Marta en salir a dar una vuelta disfrazadas por mero relajo, pues la ciudad entera andaba en ese rollo.
Quedamos en que cuando ella  saliera de un compromiso que  tenía, pasaba por mi casa y nos disfrazabamos; de paso le dije que ni se preocupara, que yo veía què se podía poner, que  le inventaba el disfraz. Bueno...decidí que me ponia una bata, unas pantuflas, el pelo recogido y con un rollo en la mitad de la cabeza; casi me cocino de calor, pues la bata era de invierno y este es un país tropical. Cuando llegó Marta, le abri la puerta y me miró con cara de fastidio y me dijo "eres un plomo!! ya te vas a dormir?? y entonces??????"   "...no, Marta..es que este es mi disfraz.." casi muere , porque en verdad parecía una verdadera doña, a punto de acostarse adormir. A ella la disfracé de  niñita con falda de revuelos y muñeca en mano y así, nos fuimos a la calle.

Siempre nos la ingeniamos  con tal de estar en medio del  jolgorio. Años después, salimos ese mismo día(nuevamente Marta y yo) esta vez con disfraces más decentes: ella de globo y yo de la época del charlestone, con dos amigos que nos acompañaron, uno de beisbolista y el otro con una camisa de cuadros y mal geniado porque según decía, él no celebraba fiestas gringas...por cierto que me la pasé la noche entera explicándole que él venía vestido de vaquero y se ponía peor!! La pobre Marta tuvo que explicarle a medio mundo que venía vestida de globo , pero que se había desinflado..es que su vestido, se supone, se inflaba al halar un cordelito y el cordelito?? búscalo! Los únicos que no teníamos que explicar nada èramos el beisbolista y yo..bueno..tampoco el vaquero aunque anduviera de  malas,  pues era evidente y así se pusiera verde ...   que todos sabían que parecía vaquero así le faltara el sombrero..quien lo manda!
Creo que para los que no vivimos una cultura de halloween propiamente dicha, como buenos latinos que somos, lo que nos gusta es la reunidera , la bulla y la fiesta y con tal de  hacer algo diferente, ahí vamos.
Y como nos gustan mucho los disfraces, muchas veces el cumpleaños lo hacemos de esa forma, como una de mis tías, que le encantan las fiestas de disfraces y para remate cumple el 31 de octubre, con lo cual, si queremos que nos deje entrar, a pesar de ser invitados por ella,  la mayoría de las veces hay que disfrazarse y allí lo que estamos es celebrando su cumpleaños, no otra cosa.
El mejor disfraz que vi en mi vida fue el de huevo frito que se puso mi prima Cristina en un cumpleaños  familiar...genial!!  Su hermana mayor fue vestida de minero..que hoy en día sería un verdadero hit!! saca el disfrazzzzz prima!! que este año te ganarias el premio!!
  Definitivamente, como cristianos, el halloween no lo celebramos , lo que en verdad nos gusta es disfrazarnos y  hay que reconocer que todos queremos alguna vez, ponernos encima  lo que soñamos ser o lo que nos divierte, por eso, de pequeños y hasta ya grandes, vemos tantos disfraces de bomberos, policías  y similares,  de chico nadie quiere ser el ladrón! pero de grandes hay quienes se disfrazan de  presos con todo y numerito delante! Estos, creo evolucionaron de alguna manera.
Ya a estas alturas de mi vida, no me interesa disfrazarme de hada madrina ni de princesa, sueños de niña que tuve, no vaya  a ser que me pidan cumpla algún deseo con mi varita o se me ofrezca algún principe de otro cuento.
Una vez me vestí de empleada con todo y delantal y hubo su par de primos  que me comentaron  a manera de chiste que fueron el terror de las empleadas..hay cada loco en la familia!
Este año ya tengo un cumpleaños de disfraces en noviembre, con lo cual ya estoy pensando qué ponerme, a la vez de enterarme bién de qué me visto y cómo es la cosa, pues en otra ocasión me vestí de hippie y entré a la fiesta diciendo "love and peace" y el gracioso de mi acompañante se la pasó toda la noche corrigiendo: "es peace and love!!, no love and peace!!" creo que este año  no lo llevo..no necesito apuntador. Te quedaste este año!!
Nada como los disfraces, las fiestas de familia y la legría de estar juntos! Eso, no lo cambio por nada!