lunes, 31 de enero de 2011

HAY VALIENTES PARA TODO

Eso de levantarse un buén día y verse la cara diferente no es cosa fácil; es cierto que los cambios no aparecen de hoy a mañana, pero también es cierto que cuando van poco a poco, un buén día ves el TODO junto!!!!!!!
El envejecimiento es cosa  de la naturaleza, mejor damos gracias a  Dios por no tener el ciclo de vida de las plantas, que de ser así, entraríamos en estado de pánico colectivo.

De acuerdo a las razas, así se nota más o menos el envejecimiento; a manera personal digo que nada como ser oriental, africano o indígena..esa gente no se arruga!!!! Y qué decir de los que se pasan la vida durmiendo y sin preocupaciones,esos son no solo los privilegiados de la vida, si no, los que se ven mejor!
El caso es que la edad suma y se nota en los que no pertenecemos a ninguno de los afortunados grupos anteriores, aun así, para felicidad y alivio de muchos, existen los dermatólogos, los cirujanos plásticos y para lo más leve, un sin fin de cremas y "pócimas".

En lo personal, no me quita la calma nada que me cambie en la cara, con tal de tener los ojos, naríz y boca en sus respectivos lugares, por mí, que siga adelante el ciclo de la vida.
Para bién o para mal, estoy rodeada de varios adoradores de la eterna juventud  a los que quiero mucho, me maravillo de los cambios y los disfruto como propios cuando me los comentan, a las finales va a resultar que lo que soy es una verdadera cobarde y no muy conforme, porque eso de meterme al quirófano para un retoque, no me anima y el resto, como no sean las cremitas, no me anoto.

En estos días tuve un diálogo con una amiga que me comentaba que en su trabajo había hablado de sus amigas con las que se reunía, pero que viendo mi perfil de  facebook  se dio cuenta que tenía puesta la fecha de nacimiento con todo y año, lo cual le preopcupaba, puesto que siemrpe decía que eran amigas de la infancia con las que se reunía y ahora yo que me salía con toda la información de nacimiento, le sacarían sus verdaderos años..."Porfa  quítale tu fecha de nacimiento a tu perfil de facebook, que le dije a mis compañeras del trabajo que eres mi amiga de infancia , pero recuerda que les dije que tengo 38 y no 46!!! Y si ven tu perfíl por algún motivo, van a saber que no tengo 38!!!" me comentó...
"- No quito nada, allá tú que te quitaste 8 años, en todo caso, les dices que soy amiga de la infancia pero que era tu vecina, no que estaba en tu salón!" le respondí...  Finalmente no se en qué quedó el caso de la "edad de la inocencia" . Lo cierto es que mi amiga, no solo se ve bién, se ve regia!!! Siempre  se vió más joven y con sus retoquitos quedó mejor! Cuando ella , otra amiga y yo, nos reunimos, veo con asombro que la más arrugada soy yo, pero ya les avisé que  he pasado a ser "una señora muy interesante", por supuesto que se matan de risa, no se si porque les parece gracioso o porque ven con asombro como alucino.

Tuve una prima , que siempre dijo "quiero morir joven y bella" y bueno, así fue...murió joven... y como siempre fue muy linda..pues también! Otra, con más edad, se hizo los tan famosos hilos rusos, pero lo tenía en secreto, lo cual no entendí pues salió en la tele todo el procedimiento con el médico que se lo realizó y la modelo..era ..ella!!!!!!! Otra no deja de hacerse de todo y creo que la próxima vez que la vea no la reconoceré, pues ya no es la misma y no me refiero a su alma.
Dentro de poco, la mayor de todas pareceré yo, que no soy de las mayores en la familia; pero solo aspiro a ser buena persona, dormir lo que la vida y las obligaciones me permitan y eso sí, ponerme las cremas..eso sí que no lo dejo!

Viéndolo bién..estoy rodeada!!! entre los retoques, las cirugías y los "me agrando" o "me pongo lo que me falta", no se si sobreviviré, lo cierto es que estoy por lo pronto muy conforme con lo que tengo y cómo lo tengo, de paso me gustan mucho mis ojos oscuros que por nada me los cambio, no queriéndo decir que hagan mal los que se ponen lentes de otro color, yo es que no los necesito a colores, en blanco y negro me gustan y mucho!! Pero para el que los quiera colorear, hay una gama cada vez más grande y se ven bonitos.

Dice mi tía Zori que es dermatóloga, que cuando ve a una colega a la que le ve algo distinto le pregunta "te hiciste algo??" y la respuesta es siempre la misma "no..nada",y  me comenta que esa es la mejor respuesta para saber que se hicieron mil retoques y que de paso está por pensarlo para ella, pues la gente queda muy bién. Estoy en verdad segura de algo, todo el que incursiona en ese mundo es un verdadero valiente, pues esos cambios requieren riesgos que asumen en aras de la belleza y yo en aras de nada me vuelvo a meter a un quirófano, a no ser que sea emergencia.

En resumidas cuentas, que vengan los años, total que hasta se me olvidan , a tal punto que cuando por algún motivo me los preguntan digo "45?...46! ay no sé, saca la cuenta soy del 64" Parece que no solo soy cobarde para las cirugias, soy amnésica y de paso fresca! Mira que poner a los demás a sumar..bueno...para qué preguntan , no?????

domingo, 16 de enero de 2011

DESDE ARRIBA

Cuando todo parece cerrarse, miras a un lado...y allí están esos ojos mirándote, para después acercarse y demostrarte de alguna manera que está de tu lado,  que te apoya aunque seas el culpable y se queda contigo hasta que te animas nuevamente. Es la misión encomendada de las mascotas de una casa.

Lo curioso es que nadie les enseña a amarnos, les fluye solito, como si vinieran con algún chip desde el mismo cielo.

Unos viven con nosotros muchos años, otros pasan de puntillas, pero el tiempo no es requisito para que se conviertan en inolvidables.

Dar amor incondicional es lo que nos une a ellos, nos enseñan lo que es la gratitud, la solidaridad, el cariño sin condiciones, el perdón, la paciencia , la alegría  y todo ello con una naturalidad que ya quisiéramos muchos humanos tener.

Cuando parten, se llevan un pedazo de nuestra alma, como si fuera un souvenir que les garantiza que alguien les crea su paso por nuestras vidas.

Mi primera mascota fue un pato, sí, un pato! yo vivía en un apartamento y mi mamá se quería volver loca con el cuac cuac el día entero, pero para mí era fascinante tenerlo detrás. Catalino, que así lo llamamos, crecíó y tuvo que ser enviado a otro sitio más cómodo para él, llevándose mi gratitud por el tiempo compartido y mi amor y recuerdo de por vida.
A Catalino lo siguieron los famosos pollitos de feria . Por supuesto que también me los mudaron a otra parte.
Tuve  pajaritos...Tinito fue el primero, el muy fresco se escapó un día y con su cara de plancha se subió en la rama más alta que pudo del árbol del vecino , cantó su canción más felíz y se fue sin dejar rastro. Ahora me alegro que se fugara...los pàjaros deben ser libres.

El único perro que tuve en mi vida de infancia, porque de adulta tengo a la maravillosa Dulce y  a las inventoras  Lola y Marcia, se llamaba Snoopy Coorier, porque tenía dos nombres, ya que si yo tengo tres..porqué él no podía tener dos???? Comía paletas conmigo en las escaleras de mi casa, siempre le compraba dos al paletero..una para él..otra para mí. Aun lo recuerdo, extraño sus locuras y su amor.

A mi vida llegó también Pepita,  una paloma que me encontré en la calle , la cual jamás voló y nunca supimos el motivo. También llegó inesperadamente Julio Pascual, un perico nacional que rescaté de la casa de mi novio porque no estaba bién de salud y se estaba muriendo...se lo llevé a mi papá que para suerte mía era veterinario y sobrevivió. El muy ingrato perico destestó al que le salvó la vida y para siempre! Y a mí me adoró durante sus 17 años de vida, fue mi compañero de cuarto por muchos años. Por cierto que aprendió a sonar igual que el despertador y sonaba cuando le daba la gana!!!

Cuando llegó Wilbur a mi vida, no me gustaban los gatos, pero estaba tan triste en esa temporada que quedé haciéndome amiga suya y por su causa me confieso actualmente fanática de los gatos. A Wilbur le sucedieron Violeta, que era una admiradora de los microondas( porque cada vez que poníamos pop corn en el micro, se sentaba mirándolo fijamente hasta que terminaba) y sus hijos, que nos dejó cual legado cuando la perdimos.
Todos se llevaron al partir, un pedacito mío, así como me dejaron un pedacito suyo. Si fueran malos, no los recordaríamos tanto! Y es por eso que creo, que Dios nos los pone en el camino para aprender de alguna manera, a ser mejores seres. Para saber que hay que ser incansables en dar amor aunque no nos lo devuelvan de la misma forma; a querer a nuestros semejantes con todo y su gama de defectos que no son más que los mismos que tenemos nosotros, dar apoyo en todos los momentos necesarios y no esperar a que nos pidan consuelo ni ayuda, si no, darlo a manos llenas sabiendo que es el momento.

Estoy segura sin saberlo a ciencia cierta, que están aquí como una especie de ángeles, con una misión con fecha de expiración,  partiendo cuando la han cumplido  a cabalidad.

Me siento afortunada por el amor recibido de cada una de mis mascotas a lo largo de mi vida y por lo que sigo recibiendo del  loro de mi mamá y mis gatos, del perro del vecino y de cuanto animalito se me acerque, porque con ellos siempre se siente paz. Esa paz que viene de arriba!! Dios sabe bién cómo maneja a sus criaturas. Ahora también , junto a mis gatos, se han sumado tres perritas que nos llenan de cariño incondicional, como solo Dios les ha podido haber enseñado.

Hoy quise recordarlos a todos, quise recordar que no los olvido.


lunes, 10 de enero de 2011

ESAS METIDAS DE PATA...

Quiérase o no...algunas veces fluyen así, de la nada, sin intención y accidentalmente; la cosa es que salen como chispas en plena noche. Como aquella célebre que le pasó a una de mis tías, que ya tenía muy mayor a su mamá  de más de 80 años quien había padecido un derrame años antes. Conversando con un miembro de la familia, comentaban la cantidad de amigas de la madre ochentera, que lamentablemente habían fallecido y así empezaron a mencionar los nombres y el asombro de lo que hace el pasar del tiempo. Después de terminada la charla al respecto, el familiar le dice  a mi tía : "bueno y hablando de difuntos, cómo está tu mamá??" por suerte mi tía tiene buén sentido del humor y lo que le dio fue por reirse, cosa que hizo reaccionar a su interlocutor y pedirle disculpas con toda la verguenza que acarrea.

En realidad, no creo que la gente haga estas cosas deliberadamente, solo que hay personas que ya son célebres por este digamos que desliz y otras que muy de vez en cuando, pueden ocurrirle.

Nunca olvidaré cuando una conocida me dijo que el cabello largo avejentaba...yo lo tengo largo ...ella lo tenía en ese momento, lo dijo por ella... nos tocó a las dos!!! Ahora me acuerdo y me da mucha risa, porque en el momento le expliqué que dependía de la cara de la persona...con lo cual le sugerí que su cara quizás... pero la mía no...

Otra interesante fue oir cómo una de mis compañeras de trabajo, respondiendo con gran entonación a un "cómo estás?" de un viejo conocido ,  dijo:  "aquí...trabajando como negra" haciendo alusión a los injustos tiempos de la esclavitud, pues en ese trabajo se sentía la misma onda...lo malo fue que en ese instante entraba un afrodescendiente a la oficina...crei que me daba algo!!

Con cada metida de pata, viene un enrojecimiento de cara inmediata, unas ganas de desaparecer muy grandes, a menos que con quien nos pase sea de mucha confianza, como me pasó la semana pasada con una muy querida amiga hebrea, a la cual se le casa su hija muy pronto y tal fue la alegría, que le dije :"bueno, será super lindo!! y tiraremos copas y vajilla entera...oye..son ustedes los de eso o son los griegos??" su respuesta fue..."los griegos..."

Sin duda, de que a cualquiera le puede pasar, es como que dos y dos son cuatro. Generalmente se vuelven anécdotas y casi chistes de reunión y siempre generan sonrisas, risas y hasta ahogos. Quizás porque en el fondo sabemos que no ha sido con mala intención, si no, por falta de tino. Creo que los únicos que no han pasado por ello, son los que no hablan, que los hay bastantes.

Pero...también las hay bochornosas, como aquella de la que me tocó ser testigo, cuando dos amigas mías que no se conocían entre sí y que se juntaron en uno de mis cumpleaños, fueron presentadas....una le dijo a la otra queriendo ser agradable "y para cuándo es el bebé??"...recuerdo que sentí cómo se me nublaba la vista...mi amiga no estaba embarazada..había engordado.

De verdad..son memorables y son tantas! Recordarlas a veces es un placer, porque no pierden vigencia para divertirnos un rato, pasan de bochornosas a divertidas con una facilidad y velocidad pasmosa! Lo importante es verles el lado amable y no atormentarnos tanto, que la vida está repletita de toda gama de eventos y si nos caemos, no queda más que levantarnos, pero...con la mejor de las sonrisas!