lunes, 10 de enero de 2011

ESAS METIDAS DE PATA...

Quiérase o no...algunas veces fluyen así, de la nada, sin intención y accidentalmente; la cosa es que salen como chispas en plena noche. Como aquella célebre que le pasó a una de mis tías, que ya tenía muy mayor a su mamá  de más de 80 años quien había padecido un derrame años antes. Conversando con un miembro de la familia, comentaban la cantidad de amigas de la madre ochentera, que lamentablemente habían fallecido y así empezaron a mencionar los nombres y el asombro de lo que hace el pasar del tiempo. Después de terminada la charla al respecto, el familiar le dice  a mi tía : "bueno y hablando de difuntos, cómo está tu mamá??" por suerte mi tía tiene buén sentido del humor y lo que le dio fue por reirse, cosa que hizo reaccionar a su interlocutor y pedirle disculpas con toda la verguenza que acarrea.

En realidad, no creo que la gente haga estas cosas deliberadamente, solo que hay personas que ya son célebres por este digamos que desliz y otras que muy de vez en cuando, pueden ocurrirle.

Nunca olvidaré cuando una conocida me dijo que el cabello largo avejentaba...yo lo tengo largo ...ella lo tenía en ese momento, lo dijo por ella... nos tocó a las dos!!! Ahora me acuerdo y me da mucha risa, porque en el momento le expliqué que dependía de la cara de la persona...con lo cual le sugerí que su cara quizás... pero la mía no...

Otra interesante fue oir cómo una de mis compañeras de trabajo, respondiendo con gran entonación a un "cómo estás?" de un viejo conocido ,  dijo:  "aquí...trabajando como negra" haciendo alusión a los injustos tiempos de la esclavitud, pues en ese trabajo se sentía la misma onda...lo malo fue que en ese instante entraba un afrodescendiente a la oficina...crei que me daba algo!!

Con cada metida de pata, viene un enrojecimiento de cara inmediata, unas ganas de desaparecer muy grandes, a menos que con quien nos pase sea de mucha confianza, como me pasó la semana pasada con una muy querida amiga hebrea, a la cual se le casa su hija muy pronto y tal fue la alegría, que le dije :"bueno, será super lindo!! y tiraremos copas y vajilla entera...oye..son ustedes los de eso o son los griegos??" su respuesta fue..."los griegos..."

Sin duda, de que a cualquiera le puede pasar, es como que dos y dos son cuatro. Generalmente se vuelven anécdotas y casi chistes de reunión y siempre generan sonrisas, risas y hasta ahogos. Quizás porque en el fondo sabemos que no ha sido con mala intención, si no, por falta de tino. Creo que los únicos que no han pasado por ello, son los que no hablan, que los hay bastantes.

Pero...también las hay bochornosas, como aquella de la que me tocó ser testigo, cuando dos amigas mías que no se conocían entre sí y que se juntaron en uno de mis cumpleaños, fueron presentadas....una le dijo a la otra queriendo ser agradable "y para cuándo es el bebé??"...recuerdo que sentí cómo se me nublaba la vista...mi amiga no estaba embarazada..había engordado.

De verdad..son memorables y son tantas! Recordarlas a veces es un placer, porque no pierden vigencia para divertirnos un rato, pasan de bochornosas a divertidas con una facilidad y velocidad pasmosa! Lo importante es verles el lado amable y no atormentarnos tanto, que la vida está repletita de toda gama de eventos y si nos caemos, no queda más que levantarnos, pero...con la mejor de las sonrisas!