sábado, 26 de febrero de 2011

SE ME PEGA LA NOVELA

"Por qué mi abuelita dice que no podemos ver "Rosario Tijeras"?? Total.."El Cartel de los Sapos" nos lo dejaba ver a veces...!, qué ,no es casi lo mismo????" Me comentaba mi hija porque mi suegra les había dicho a ella y a dos de sus primos  que sobre su cadaver es que verían esa novela. Por cierto que no se cuándo dice que llegaron a  ver el cartel!! Me muero!!
Interesante sería saber  de dónde sacan los nombres de las novelas los escritores y de dónde sacan tanta imaginación esos guionistas..porque la tal Rosario es una prenda..por lo mismo la ves bailando, como disparando como una condenada y prácticamente ni se despeina. Yo sí puedo ver la novela..no tengo abuelas.

Aun así, en mi casa, poco novela se ve y si se ven es por mero aburrimiento, a tal punto que si salimos, se nos olvida que teníamos un capítulo pendiente.

El que los niños vean novelas..la verdad...me atrevo a decir que tooodos alguna vez al menos han visto de refilón un pedazo de alguna y cómo les gusta! como el caso de uno de mis sobrinitos que no se quería perder la oportunidad de al menos pasar "casualmenre" frente al televisor cuando había romance y los protagonistas se daban un beso. En cambio, mi hija decía "guácala!!" y yo pensaba..ya te veré...

Lo cierto es que hay muchísima gente enganchada a las telenovelas y hasta las viven!!! Nunca se me olvida un cumpleaños de mi tía  abuela Flor..sus amigas eran de su generación, con lo cual eran veteranas todas. El perverso de mi primo Rogelio (Q.E.P.D.) decía que si sumábamos las edades de los invitados llegaríamos al millón . Gente joven que asistía a los cumples éramos cuatro gatos generalmente y a mí me gustaba mucho hablar con las señoras mayores . Ese cumpleaños de la tía "Flower" (jamás se  ha enterado que tras bambalinas la llamo así), coincidió con una parte aparentemente interesante, de la novela que veían todas esas "magnolias de acero" que eran sus invitadas; así  es que  a las 7pm en punto, todas se fueron en fila india hacia el cuarto de  la tele y yo..me fui detrás. Se sentaron todas a ver que en su tan esperada novela en la que habían ocurrido sucesos desastrosos en la semana, ese día las cosas tomarían otro rumbo. Y sí!! tomó otro camino para deleite de las señoras y para asombro mío cuando empecé a oir los comentarios, al ver que en la dichosa telenovela pasaban unas letras que decían .."10 años después..." vaya!! la protagonista había crecido, ya no era una niñita y el protagonista era todo un tipazo, una de las señoras  comentó de inmediato : "Mira!!!! Qué grande está Mónica!! qué linda se ha puesto!!" yo..pensé que bromeaban , pero estaban todas en su papel de televidentes no solo fieles, si no crédulas!!! pero eso no fue todo..salío el chico guapo de la novela y todas al mismo tiempo "ahhhhhhh...Carlos Manuel, bello!!! "  "Y sobre todo tan buena gente" dijo otra muy convencida. Yo..en una esquinita..no dando crédito a aquella emoción que parecía la de ver a un pariente en persona después de 10 años de no verlo. Lo cierto es que  a las 8pm salieron todas con su mejor sonrisa del cuarto de tv y siguió el programa del cumple.

Creo, sin miedo a equivocarme, que la locura por las cafeterías y el café a toda hora, se apoderó de este país, hasta nuestros días, después de la telenovela "Café, con aroma de Mujer" su último capítulo logró que la ciudad pareciera desierta.  Hasta mi suegro que detesta las novelas, se hizo asíduo, no sin antes recordarnos a cada rato que eso no le había pasado jamas!!!!..le creemos suegro, tranquilo, que le creemos. Desde las èpocas esas en que "la Gaviota" y "Sebastián" estaban entre que sí y que no, aquí la gente se aficionó a tomar café con calor a la hora que fuera y hasta el día de hoy, en cada esquina hay una cafetería.

Y es que las telenovelas ahora no solo logran que se les vea, si no que crean modas o aficiones.

Cuando dieron "El Clon" veía por todas partes a las mujeres de muchas edades con accesorios como la famosa Jade, potagonista de la novela. La moda àrabe nos había atacado. Los faldones hicieron nuevamente su aparición.
Con "Pasión de Gavilanes" la gente también se entusiasmó, esta vez  con la onda vaquera..yo no..yo no vi esa novela.

Ví "Buscando a Elisa" (casi toda...jamás las veo completas y hasta se me olvida que las estoy viendo..soy un desastre para esto) y lo que más recuerdo son las carteras de   Catherine Siachoque,  muchas veces ni sabía qué pasaba en la novela por andarle viendo el look a la villana.
Me gusta ver las actuaciones, esas magistrales y las admiro muchísimo! No se cómo no se infartan viviendo algo candente como si fuera real; pero ya descubrí que lo que  más me gusta es ver cateras, accesorios y mobiliario, es como si fuera un programa especial de objetos.

Y qué tal las frases?? Se pegan!! Como cuando en "El Cartel de los sapos" se saludan los  actores y dicen "qué hay parce?" o  en "vecinos" cuando los amigos se saludan: "qué pasó llavecita?" , ambas novelas colombianas nos tuvieron a todos muy "bilingües".  Por cierto que en estos días, fuí al supermercado con mi hija como a las 8 de la noche; en uno de los pasillos en que entrábamos, habían dos colombianos que se acababan de encontrar y uno le dijo al otro "qué hay, parce?!" y mi hija con los ojos grandotes...en eso le digo "vámonos llavecita!" y la pobre niña creo que hubiera querido desaparecer en ese instante, pues al rato me dice  bajito: "mamáaaaa!" " qué? "le digo.."cómo dices eso ? te han podido oir!" " y qué? yo también los oi a ellos!!"  y terminé el "primer asalto" con una carcajada. La verdad, las dos palabritas esas me parecen de los más simpáticas.
 Ni crean que solo fue con los colombianos que se nos pegó algo, pues con el famoso "Clon" también se barajaban por la calle una que otra salidita musulmana como "yala!! yala!!"..qué novelera es la gente.. sí!...la gente....eso..la-gen-te..ellos!!

Y como pegan tanto, parece que los productores de cada una, les quieren sacar el kilo así sea después de años de haber salido la novela por primera vez en tv, pues mi mamá me comentaba en estos dias muy a disgusto que en la telenovela "Victoria"  (la cual ya tiene mas de un par de años de haber salido por primera vez al aire), no estaba muy convencida del look de la protagonista..."será que lo elige ella?? que simplona! no?" me dijo...creo que poco le falta para parecerse a las magnolias del cumple de la tía flower, porque de paso se tranquilizó sabiendo que el esposo de Victoria  (porque se lo conté) se queda sin hacha, calabaza y miel, por prepotente , pesado y mala gente, como decimos aqui cuando alguien se queda sin nada. La novela tiene sus años y ..esa si que la  ví casi toda!

Con "Amor en tiempos Revueltos" la cosa es distinta, pero solamente oir la cancioncita se me hace un nudo en la garganta, porque como es de las èpocas más difíciles entre guerra y posguerra española, me acuerdo de mis abuelos y me imagino lo mal que lo pasarían por aquellos tiempos. O sea...huyo cada vez que oigo que la dan.

En realidad, siempre ha existido un tira y hala con eso de que si es bueno o no verlas, que si no enseñan nada bueno..que si son nocivas...en lo personal creo que no hay nada nuevo bajo el sol y verlas o no verlas no me hará ni más inteligente ni más bruta; están las que distraen y te hacen reir, otras que te dejan pensando porque ese caso lo has visto en la vida real!! Pero siempre, siempre es un cúmulo de sentimientos los que en cada una se exponen y la vida real está repletita de un sin fin de sentimientos que una novela no refuerza o disminuye, por el mero hecho de que la vida de cada quien, trae lo suyo.
Ya no estoy viendo ninguna ni por 30 minutos, se  lo que están dando por los avances televisivos de cada día, pero a Rosario la de las tijeritas ya la vi por casualidad un par de veces de reojo...ay suegra..tiene ud. razón..también sobre mi cadáver , estos tres podrán conocer a la bella y "versátil" Rosario.