domingo, 20 de febrero de 2011

TÉCNICAS ESCOLARES

 La  otra semana se me acaba la tranquilidad de no andar "arreando " niña para las levantadas. Las clases comienzan nuevamente y con ellas mi canción  casi diaria de siempre, en tres pasos:
1. Son las 5am, levántate
2. 5.15 am...no estás sobrada de tiempo.
3. 5.30am  VA A VENIR EL BUSSSSSSSSS!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Por supuesto que debe odiarme a esas horas, pero como no le hace caso al despertador que ella misma pone, no le queda más recurso que oirme a diario.

Pensaba, en ese primer día de clases, en el que cada padre tiene una técnica distinta para "entrenarlos" en las levantadas  matutinas del año escolar, luego que han estado buén rato sin horario de acostarse y levantarse, porque las vacaciones son las vacaciones!
Entonces, se me pasaron por la mente un par de padres conocidos y sus diversas técnicas , las cuales me impresionan y mucho!

El que más me impresionó recordar,  fue uno que decía que a sus hijos los levantaba por dos semanas previas al inicio de clases, a las 4am; los levantaba  de la cama, así fuera a punta de correazos porque había un par que a las 4am no daban ni "palante ni patrás". Se sentía tan orgulloso!! Y la esposa ni se diga! Para remate, la abuela paterna lo contaba como un acto  no solo brillantez intelectual de su hijo, si no de suma organización. Yo, como siempre, escuchaba con los ojos desorbitados del horror!! Con ganas de decirle todo lo que me pasaba por la mente, pero en aras de autocontrolarme, nunca lo hice. Lo más que dije fue.."y funciona?"  respuesta: silencio total. Creo que no funcionaba, pero eran muy leales a la técnica, la cual practicaron creo que hasta que salieron los hijos del colegio. Lo malo es que estos muchachos repitan la técnica en sus respectivos hogares el día de mañana.

Había una  técnica de otra familia que supe, la cual consistía en acostarlos temprano..eso..acostarlos, porque los ojos no se los podían cerrar y así estaba medio mundo en cama a las 8 en punto, apagado todo y los niños con los ojos de plato sin poderlos cerrar. Sabe Dios hasta que horas estaban estos sin dormirse, pero la madre felíz!! "los acuesto a las 8 en punto a todos!!" decía, pero al día siguiente nadie se levantaba temprano...claro!! sabe Dios a qué horas se habrían dormido.

Cuando he hablado de este tema con amigas, siempre les sugiero que recordemos cuando nos tocaba ese papel a nosotras, te podias acostar a las 7 si querías, pero dormirte, lo que se dice dormirte, eso llegaba tardísimo y a día siguiente te levantabas temprano porque la emoción y la magia de ese día, no da cabida para dormir y si no duermes lo suficiente, da igual, pues a pesar de todo,  llegas a tiempo al colegio y de paso te lo pasas divino...lo bueno llega al regresar a la casa...qué sueño!! pero lo felíz no te lo quita nadie!!!!! Y es que el primer día de clases es algo agradable que quisiera tener la fórmula para que esa emoción se prolongara el año entero. Ya para los días que siguen, la resignación ante la realidad se hace presente y todo el mundo se va a la cama  cada noche, sin tanto papeleo, así  hubiese "práctica " de dos semanas previas o no.

Técnicas hay y bastantes, sean  de inicio de  clases o final de clases como la  de una de mis tías en España que "fabricaba" la noche en su casa, porque como pronto venía el verano y las clases estaban por terminar, el día era más largo y nadie se quería dormir; entonces, contaba uno de mis primos, que de pronto empezaban a oir el cierre repentino a eso de las 8pm, de persianas, puertas y cerraduras y allí decía él: "ya empezó mi madre a fabricarnos la noche" y de paso me comentaba que oir a los amigos en la calle jugando, mientras en su casa era de noche, era un suplicio.

 Y qué hay con los que inician su vida escolar? Jamás olvidaré cuando inicié la mía. Nadie me explicó que era por un rato y no que me depositaban allí para siempre,  no hubo técnica de preparación previa,solo recuerdo que me llevó mi mamá y me dijo en la entrada del kinder que más tarde iría de regreso a la casa. No lloré y toooodos los niños lloraban como desconsolados, las madres al lado tratando de calmarlos, la mía ya no andaba por ahí, pero yo para esas épocas no lloraba en público ni loca , así que me las aguanté. A la salida me regresaba en el busito escolar y como no daban con la dirección y de paso los celulares no existían , mi mamá  preocupada no podía hacer más que esperar. Llegué a la casa buén rato después de haber dado dos mil vueltas y cuando el chofer , ya desmoralizado porque no daba con mi casa, me preguntó cómo llegaba..me levanté de mi puesto, me paré detrás y empecé..derecha..izquierda...aun no cumplia los 4 años. Pero algo debe haberme pasado en todos estos años, porque ahora me pierdo en todos lados.

Ahora, a los niños se les dice que van al colegio, les explican de todo para que no se sientan abandonados por sus padres, les compran un cerro de cosas y van más cargados que un ayudante de Santa ese primer día de clases, pero...con o sin técnica de preparación pre escolar...igual lloran, igual se desesperan e igual los hay que como yo, no lloran ni pagados en el colegio.

Técnicas van y vienen, pero todas son ensayo y error, puesto que nada hay en verdad seguro que funcione a la perfección.  Mi hija es muy optimista; cuando le digo que ya la veré en las mismas que yo, me responde que de ninguna manera, que ella tendrá dos niñas increiblemente  organizadas, que pondrán sus despertadores a la hora exacta y se levantarán con suficiente tiempo, de paso serán muy ordenadas en todo y para remate serán  extremadamente aplicadas. No se de qué catálogo las piensa sacar. Creo que mejor disfrutemos el momento, aunque sintamos que nos salen más canas de tanta cantaleta sin auditorio. Después de todo, cada día es un aventura diferente , los hijos crecen y toman su camino un buén día, así como nosotros y a nuestras técnicas, seguirán las suyas.