martes, 27 de noviembre de 2012

LOS MIEDOS

    "Miedo..miedo..miedo!!" Decía mi sobrina Sofía  con sus 3 años cuando veía en la tele al "Legendario Lee", Títere que personificaba a un  señor chino que daba consejos a los niños en un programa de la  tele hace años,  al cual también recurrían las madres con cartitas para que el Legendario Lee diera consejo a sus niños; los niños no se quedaban atrás y mandaban las suyas! A estos, obviamente, no les daba miedo el Legendario Lee, pero la pobre Sofi sufría tanto al verlo!! y oírlo, ni se diga!
Mientras dura la vida, siempre tenemos un miedo a cuestas y el que diga que no le teme a nada, o es mentiroso o el orgullo cochino no lo deja reconocerlo ni en privado!!

Cuando era chiquita (otra vez me acuerdo de mi infancia, esto se me está volviendo crónico), me producía un miedo tenaz dormir sola en mi cuarto cada noche. Para remate, mi prima Irma  , era muy afecta a los cuentos de miedo que nos contaba mi papá  , esos cuentos de pueblo que tanto llaman la atención cuando descubres que existen.
Y la niña Irma ponía cara de fascinación cuando empezaba la narrativa santeña con todo su ímpetu (nuestra familia es originaria de la provincia de Los Santos, por ello el gentilicio). Mientras ella disfrutaba, yo ya no sabía a qué santo encomendarme, me entraba este miedo!! Que en la noche aterrizaba en la cama de mis padres, para disgusto de mi mamá que se pegaba unos sustos cuando sentía la caída sobre su cama en tanto que mi papá, no se si por cargo de conciencia , me recibía muy bién y no me regañaba por mi "cambio de domicilio". Pasé mucho tiempo con ese terror a dormir sola, hasta que mi papá ideó dejarme una lucesita en mi cuarto toda la noche, que me dejara dormir y me permitiera ver que todo estaba en orden y sin otro inquilino que yo. La luz que eligieron fue nada mas y nada menos que de color rojo y mi cuarto fue por buén rato, un intento de discoteca de antaño, pues cuando entraba en la noche, todo se veía rojo. Algo solucionó después de todo.

Ya más grande me entró el miedo  cuando dormía (cuándo no!?) , a que se me sentara algo invisible en la cama , así es que por años , cuando me acordaba, trataba de ocupar la cama entera de alguna manera para que no le quedará espacio a lo que fuera, para sentarse allí.
Más tarde, en el colegio en la clase de español, empezamos con la narrativa y no faltaron los cuentos   y leyendas populares; para ese tiempo vivíamos en El Salvador y fue cuando me enteré de "la Carreta Chillona". Para colmo de mis miedos, un fin de semana fuimos con mi madrina Marta Alicia a su natal Jucuapa y como repentinamente falleció un pariente y en el velorio estarían todos los adultos, a los niños nos mandaron a casa de la abuelita de mi madrina. A la hora de dormir,a todos los niños nos colocaron en una sola habitación; yo quedé cerca de la ventana y en la madrugada tuve el "privilegio" de escuchar pasar una carreta....ohhh Diosssss!! Casi me muero del susto, juré que era la carreta chillona, cerré los ojos mas apretados que nunca y rogué que no me llevara! Mis ruegos fueron atendidos...no me llevó!

La verdad, ya a estas alturas puedo decir que esos miedos ya los he superado, o como dirían en la tele "prueba superadaaaa!" Mi Sofi pasó más tiempo para superar al chino, pues tuvo la mala fortuna de que el que manejaba el títere era..el roomate!!! Y cuando no quería comer, su mamá, hermana del famoso roomate, le pedía que le dijera algo en el teléfono y el muy bién mandado le decía con su mejor acento chino : "amiguita Sofi..buenos líasssss! mamá dice que no quieles comel! Tienes que comel amiguita Sofiiiiiiii, si no comes..no clecessssss" y solo se podía oir el lamento de la pobre niña diciendo "miedooooooo", se sentaba en la mesa y empezaba  a hacer su mejor esfuerzo..por..miedo. Ya sofi tiene 12 años y el Legendario le da risa. Otra prueba superada.

Actualmente me dan miedo las cuentas por pagar y pensar que puedo convertirme en algo que no quiero ser, pues eso de pasar a ser mala gente no me cuadra y trato cada día de hacer las cosas lo mejor posible. Y por supuesto que meto la pata de vez en cuando! 

Y como la vida también rueda y rueda, resulta que ahora que mis miedos van hacia cosas del día a día, mi querida Irma no gusta de oir temas sobre las almas del Purgatorio, le dan  miedo-miedo, como diría sofi en sus mejores tiempos y yo...soy hasta amiga de ellas! Ahora que estamos todos grandes, es que tengo que ver qué hablo por ahí, pues puedo dejar a mas de cuatro sin dormir y con las luces de alguna casa toda la noche, tipo estadio.
Sin duda, es ahora cuando más recuerdo las palabras de mi amiga del colegio Vilmita , cuando nos decía que solo habían dos miedos y uno era el miedo a caernos y el otro, al ruido. Actualmente tengo los dos en mi lista.
Hay tantos miedos que nos asaltan cuando somos adultos que viéndolo bién,  prefiero al padre sin cabeza, la carreta chillona, la tulivieja y todos los demás, que los miedos reales que nos asaltan cuando la realidad nos toca.

viernes, 9 de noviembre de 2012

LAS GOLOSINAS


Lola llegó a mi casa con "premio. El roomate se la encontró afuera de un supermercado al que vamos con frecuencia, le pareció bonita y los guardias de seguridad del lugar le comentaron que había estado todo el día allí, viendo pasar gente y acercándose por si eran sus dueños. Ya eran las 9pm y no venía nadie conocido para Lola, asi es que el roomate, que tiene "ama de llaves" en la casa, o sea yo, cargó con la perrita sin saber que era más que una sorpresa.
Cuando mi hija y yo la vimos, pensamos que era de algún amigo suyo y nos la venía a enseñar. Cuando supimos el cuento quedamos en shock las dos y fue cuando entonces él nos dijo "y entonces qué hago?? la dejo otra vez allí sin saber qué pasará?" Yo no tengo alma para esas cosas de abandonar a nadie, asi es que dije que nos la traíamos a la casa y empezaríamos a buscar  a sus dueños.

Así empezamos a ponerla en internet en páginas de ayuda a  animales a ver si el dueño se asomaba y nada! Sin rastro. Por lo visto no les importaba la pobre Lola, luego nos pareció que sabíamos la respuesta: Lola sería madre y no quisieron afrontar el asunto, nos pareció.
El caso es que no tenía collar, ni placa ni nada, pasó días "indocumentada" sin nombre ni identidad alguna, hasta que me di a la tarea de llamarla por cuanto nombre se me ocurriera; cuando dije Lolita, miró, creo que su nombre era en diminutivo, asi es que para al menos entendernos algo, le pusimos Lolita.

Al principio se llevaba de muerte con Dulce, que por cierto es una perra muy bondadosa y le tuvo paciencia de oriental, poco a poco se fueron llevando mejorcito y es que Lola, resultó ser muy pensante; así es que cada vez que se pasaba de la raya con Dulce, la llamaba a capítulo y santo remedio. 
Pasaron dos meses desde la llegada de Lola y un buen día nacieron sus perritos, fueron 9! Yo estaba sola en la casa con ella y casi me muero del susto, pues estando en la cocina (mi oficina según mi hija), empecé a oir un llantito conocido y cuando me asomé, ya había uno en la sala!!!! Finalmente nacieron 9, de los cuales no sobrevivieron 2, uno de inmediato y el otro a la semana, los cuales fueron llorados por mi hija y por mi.
A las 2 semanas y media, resultó que la señora Lola ya no quería alimentarlos mucho y viendo que se nos podían morir, corrimos a comprar leche y biberones para alimentarlos, así es que empezamos otra etapa: la de" niñeros", pues la fresca de Lola, dormía , mientras nosotros nos turnábamos para alimentar a sus crías que estaban tan ricas que fue cuando les pusimos por nombre "la golosinas".
Hemos podido darnos el gusto y el disgusto, de verlos alimentarse de nuestra mano, de verlos dormir como santos, de ver cómo caminaban por primera vez, cuando ya corrían, cuando nos lloran al vernos y cuando nos persiguen. Disfrutamos mucho ver el amor de ellos hacia la Tía Dulce, mi perra de tres patas que ha resultado la mejor tía del mundo, ellos la aman y ella ni se diga! aunque es medio ruda y por ahi oigo a veces algunos lamentos, pero como las golosinas son algo masoquistas, la siguen de todas maneras. Mientras, la niña Lola, se desentiende de su prole, creo que en su antigua casa veía mucha novela y no entendió nada de nada de la realidad. Muchas veces me sorprendo hablándole como si fuera gente ,  "Mira Lola, se te acabó tu frescura!!! atiende a tus hijos!!! te quedas con ellos pero ya!!! Dulceeeeee ven conmigo, nos vamosssss que Lola se encargueeee!" y me llevo a Dulce a otra parte de la casa para que descanse. Lola me recuerda a esas madres que veo por todos lados en estos tiempos, que no se quieren encargar del todo de sus hijos y se los endosan al que puedan o a la niñera de turno, por cierto, eso se  llama niñera, nana en este país es aquella mujer que por años ha cuidado a los niños de la familia,se que suena elegante decir que se tiene nana, pero no chicas, lo que abunda en esta patria son Niñeras, ojo! Y por cierto, Dulce no será no nana ni niñera de nadie, sorry Lola!
Y como las golosinas no pueden quedarse en casa porque no cabemos, hemos empezado a  buscarles hogar, ya dos están con gente buenísima, ante lo que quiero dar gracias a Dios en púbico, pues le pedí eso, buenas familias y ya dos la tienen. 
Esas dos personas que quisieron a dos de mis golosinas, solo querían un perro para darles amor, jamás preguntaron si eran de raza , bonitos o feos, solo querían un perrito, cosa rarísima pues en esta tierra de gente criolla, se buscan perros de pedigree. Parece que, o la gente se  siente muy pura o sabiendo que no lo son, quieren al menos a alguien de pedigree en la familia para ver si se les pega algo.
Pues no! mis golosinas no tienen pedigree especifico, tienen lo que tenemos todos aqui, un abuelo de un sitio, una madre mezclada y un padre igual de criollo; son hermosos! como yo, que también soy una mezcla jajaja.
Algunos parecen salchichas, otros ni idea! y un par sufrieron la pregunta de "es un rottweiler??" Lo que sí garantizo es que el que se lleva a mis golosinas, se lleva un ser amoroso, pues fueron criados de esa manera, se lleva un can inteligente,defensor , rezongón y divertido. 
Cuando los veo los extraño sin haberse ido, extrañaré sus locuras cuando ya no estén, el amor que dan sin ton ni son, esa euforia al verme que no me deja ni caminar, pero sobre todo, extrañaré a cada uno individualmente, cada uno es especial y diferente.
Dentro de todo, ha sido una experiencia hermosa compartir con mis perritos, compartir con mi vecinos maravillosos la aventura de esta prole canina, ver el cariño de tantos hacia ellos...no tiene precio y se los agradezco tanto! Ante esto, tengo que decir, no me cambio por nadie! Soy afortunada.

Quedan 5 aun en casa, pienso que se irán y de verdad que me lamento! Me reconfortará que tendrán un buén hogar, primero Dios, serán felices y los veré alguna vez. Y aquí me quedaré con Dulce y Lola, quien sabe si con alguna golosina también y recordaré por siempre cuando se me revolucionó la casa, cuando me volvían loca, para luego mirarlos a la cara y derretirme con su mirada.

miércoles, 5 de septiembre de 2012

NO ME GUSTA


  Cuando era chiquita, no me podía levantar de la mesa si no me terminaba de comer absolutamente todo lo que estaba en el plato.
Recuerdo lo poco que me gustaban los  guisantes, los odiaba con todo mi ser! así es que mi mamá, que era experta en meterme cuentos, me dijo un día que si quería tener los ojos verdes, solo había que comerlos..."no ves que tus primos de España tienen los ojos verdes??? es que los comen mucho!!" y bueno, me di a la tarea de comerlos muy a mi pesar a ver si se me hacía el milagrito que nunca llegó. A estas alturas amo mis ojitos negros y si comer guisantes me hace cambiarlos...no me los como!!
 
Con el tiempo siguieron pasando más comiditas que poco me gustaban, pero para no tener problemas, me comía todo .
En esas vueltas comí mucho plátano frito, los evadía, pero igual me los encontraba en el plato; los prefería crudos.
También sufrí mucho las meriendas, pues hambre no me daba a la hora de la bendita merienda y menos lo que me ponían ;  mi mamá quería traernos a España a la casa y nada, merienda contigo. Para colmo , cuando mi amiga Marta estuvo en mi casa en la gloriosa hora de merendar, se comía todo sin rechistar y tenía que oir a mi mamá decir "mira Martita sí se lo come todo!! ! y en ese instante deseaba que Martita me ayudara y se comiera lo mío. Desde esa època data mi enemistad con la leche con chocolate.
 
Cuando tuve 8 años, estando de vacaciones en Sevilla , viendo a mis abuelos y demás familia, se organizaban almuerzos a cada rato, recuerdo que a los niños nos tenían mesitas pequeñas con sus respectivas sillitas, muy puestas en el patio trasero,  cerca de la cocina, de manera que los niños comíamos primero y las tías nos atendían a todos. Ese día, el menú era pollo y un arrocito amarillo inolvidable que sufrí comer durante todas las vacaciones.
Cuando empezamos a comer, por supuesto que no tenía tantas ganas, a pesar de no ser niña inapetente, tampoco es que comia tanto y cuando vi tantas cosas en mi plato, casi colapso, pero decidí morder aqui, morder allá y sufrir en silencio. Mientras tanto, el resto de los primos comía sin problema.
Al terminar, dejé mi plato en medio de los otros para pasar agachada de alguna manera, hasta que apareció mi querido tío Emilio , que al ver el plato dijo "y ese pollo al sol de quien es??" me quise morir! era el mío, pero aunque no confesé, supo de quien  era  y no hizo mas que reirse.
Ya con 14 años, otra vez de visita a los abuelos, conocí un conejito que estaba en el antiguo patio de las mesitas chiquitas de antaño, me parecía tan bonito! a los días lo pusieron de almuerzo y casi me muero, me conseguí que mi abuelo muy molesto me dijera que no comerlo era capricho de hija única y lo que en verdad me pasaba era que no podia comerme a alguien conocido .Ese mismo año, fuimos a Portugal y almorzamos en un restaurante que por lo visto era muy visitado por mis tíos con quienes fuimos; todos pidieron lo suyo y yo dejé que pidieran por mí, al final casi muero otra vez pues era un asado casi crudo; cuál no sería mi cara de terror, que otra vez pasé a ser regañada, esta vez mi abuelo tuvo refuerzos pues uno de mis tíos también me asoleó por no comer carnecita y yo miraba el plato y veía todo sangrante y es que no podía, al final no recuerdo qué pasó..debo haberme bloqueado.
 
Pero sorpresa! Ya estoy grande, ya nadie me regaña y desde hace poco, pues debo confesar que me programaron demasiado bién para hacer caso hasta a control remoto, decidí que no me como nada frito así me amenacen. Descubrí que odio las cosas fritas, salvo las carimañolas que aunque las prefiero al horno, puedo comerlas fritas, las yucas que hace mi suegra y los patacones del Doradito, nada más!! Tampoco me comería a nadie que fue mascota así sea por dos horas; las carnes o me las ponen bien cocidas o no hay trato y los platanos fritos he llegado al extremo de que no los puedo ni ver.
En resúmen, ahora como lo que me da la gana y manifiesto sin piedad si algo no me gusta, aunque me siento a veces rara, pues me suena a mala educación y como me educaron  para princesa y me quedé esperando al príncipe, me cuesta trabajito manifestar mis desagrados abiertamente. Aun así, ya no hay forma humana de convencerme de comer lo que no quiero, lo cual para mí, tan obediente casi de por vida, es un verdadero logro.
En estos días hasta me soné a pataleta cuando el roomate me dice "pedimos un twister para los dos?" y le contesto "de qué ?" " bueno, puede ser de m&m" , "odio los m&m!" fue mi respuesta, bueno, me respondioó y de chocolate con maní?? ah verdad que no comes maní ( desde que casi me muero , tuve que dejar el maní), " y no hay otra cosa?" me oí decir, "bueno los hay de oreo y a mí no me gustan!!" "bueno, le dije, a mi sí me gustan, pero la verdad, ahora no tengo ganas de comerme ningun twister" fin de la conversación.
 
Que rico no comer lo que te mandan, no oir lo que te dicen y seguir tan campante. Qué delicia comer lo que me gusta y poder decir bién alto si quiero . Eso..NO ME GUSTA!!
 
p.d. Arriba las ensaladas!!!!
 
 
 

sábado, 14 de julio de 2012

PIDE BIÉN Y NO MIRES A QUIEN


No es por egoísmo, no es por gula ni por tragona, es simplemente que no veo el objeto de pedir cosas diferentes en el restaurante para pasarnos cucharazos de lo tuyo, lo mío y lo del otro, para probarlo todo si lo que pido me gusta y no me gusta lo tuyo, por eso no lo pedi!!!!
El eterno dilema que me encuentro por donde voy.

Hoy casi me caigo de la silla en un restaurante de comida rápida cuando veo a un adolescente con su mamá sentados y ella peleba por meter su cucharita de plástico dentro del sunday del hijo que a su vez movía el vasito del mentado postrecito de un lado al otro, evandiendo a la mamá con cara de molestia; la señora había pedido una soda y allí la tenía frente a mis ojos, con el vaso enorme, el carrizo casi puesto y peleandole el heladito al hijo. La verdad me molestó la escena , la cual pude ver bién porque estaba sola tomándome un frappe , muy sentada en el silloncito de al lado puesto que el roomate hacía fila para comprar lo suyo.
Después de darme el show, se fueron y entonces, como seguía sola sentada, me acordé de las veces en que me fastidio por que alguien en la mesa quiere llevar la voz cantante sin pedir permiso y te salen con "qué vas a pedir? asi pido algo distinto e intercambiamos poquitos".

A ver, estemos claros en que llegas , si es el caso, te pasan la carta, la lees y de pronto decides que pides lo que mas te gusta o pides sugerencia porque no sabes qué es qué, el  caso es que pides con convencimiento total y hasta esperas con alegría y vaya qué cansancio que de pronto sale una voz en la mesa que dice "me das de lo tuyo y te doy de lo mío", pero si yo no quiero de lo tuyooooo!!!!
Ay no! de verdad que no, es que me cansa la cosa esta, será porque no me gusta que me organicen la vida y esto lo veo como intromisión o es que soy muy solitaria o es que detesto que me manden.
Lo más llamativo es cuando , como le pasó a una amiga mía, la invitaron a comer pizza y no la dejaron pedir la que quería porque, para colmo, el plan era pedir todos una distinta y casi que al sonar el silbato había que intercambiar y comer de todas. De paso, como ya otro ser había pedido de la que ella quería, no podía pedirla. Yo me habría muerto en la silla.

Insisto, no tengo nada en contra de compartir, pero creo que todo tiene su momento y su causa, hay que ubicarse en el contexto y evitar las agresiones, porque esto a eso me suena.
Hay momentos en que voluntariamente pasamos algo de lo nuestro al vecino de silla o a tu amor que está del otro lado, pero así, a quemaropa, no me gusta la propuesta.

Cuando era chiquita mi mamá me enseñó a no comer de cuchara ajena...será que por eso me resisto tanto a este intercambio? De pronto necesito un psicoanálisis por ello.

El caso es que me parece más sano para la mente y el cuerpo, de paso para la armonía del cosmos y de la mesa en que nos sentemos, que se respeten las fronteras de los deseos culinarios de cada cual, que se dejen de lado a los mandones si no se comportan, pues arruinan la velada. Además...para qué pides algo si piensas en lo del vecino? es como tener novio y buscar al novio ajeno.

Moraleja: Pide bién y no mires a quien... le puedes quitar un pedazo.

viernes, 1 de junio de 2012

EL ATAQUE DE LAS MULETILLAS

La entrevistada , casi al borde del llanto y tratando de hacer uso de su fuerza para no llorar, le explicaba al moderador del programa de televisión, las razones por las cuales hacía lo que hacía; en todo momento utilizaba  las tan famosas muletillas que Don Víctor, en  El Sagrado Corazón nos enseñó y recomendó no usar y que de paso se nos olvidaba a cada rato. La señora de la tele, no dejó de decir en todo el rato en que se presentó, el consabido "me entiendes?" y así se la pasó buén rato, hasta que alternó el "me entiendes" con el "vale", con lo cual la cosa se hizo más ...entretenida? La verdad es que la entrevistada lo decía bonito, con lo cual no me estresaba, pero me recordó que a lo largo de mi vida me he dado las estresadas no vistas con las famosas muletillas y llegué al convencimiento de que, a veces, no molestan tanto el oirlas (aunque siempre marean) , si no, el tono con que te las dicen.
Y así, de pronto, tipo flash, me acordé cuando hace años , conversando con una persona, se la pasó diciéndome a cada rato "me explico??"  después de cada frase y la verdad me sentí verdaderamente aturdida con tanta preguntadera, aunque debo reconocer que prefiero oir esa que el "me entiendes" . Por cierto, hace poco casi me vuelve loca otro ser humano con la canción del "me entiendes" y quise decirle que no entendía un carajo y que me tenía al borde...pero no lo hice.

Otra muy célebre es "acuérdate que.." y esa sí que me descuadra cuando no se a qué se refiere la cosa, hablan , hablan y hablan y de pronto.."acuerdate que..", pero esa sí la respondo pués si no lo hago explotaré  pués ni idea de qué me tengo que acordar si no se de qué me hablan.
Para remate si te cansas se ofenden!!!! mira pués!Así es que me tengo que aguantar el reporte con todo y pregunta  a manera de clase y de paso como alumna tímida que se muere antes de preguntar, no vaya a ser que el profe esté de malas y te exhiba. Creo que un día de estos me declararé loca y barreré con medio mundo.

Hay que ser conscientes que si en la casa nos soportan por cariño, miedo o ternura, no hay garantía en la calle, donde hay muchas bocas prestadas, como dicen  en mi pueblo y que quiere decir que cualquier día te la canta alguien que se cansó de algo.
Y es que al final del cuento las cosas solo molestan cuando hay falta de cariño en cada palabra. Lamentablemente , muchas veces la cantaleta es tan agresiva que provoca de todo, menos seguir  oyendo.

Continúo.

El "ehhh" ese que se oye cuando la gente piensa mientras habla y que parece que se traba como los carros de cambio, me cansa algo, me desespera algo, pero..ehhhhh, no se que más puedo decir. Y qué tal cuando después de cada frase viene un "si?" porque esto o aquello y "si?" estoy tentada  decir NOOOOOO, pero ahí les dejo la cantadera del si y no me vuelven a ver más..si?
Cuando me van contando algo y me salen con "me sigues?" madre santa!! me dan unas ganas locas de decir "a dondeee??".
También  están las triple X, esas que entre cada frase va un palabrón de esos que todos decimos, los mas valientes en público y los más tímidos en confianza, pero de que va ...va!!!

En estos días fui "víctima" de un parroquiano, al cual ya conozco hace tiempo y que se me sentó al lado en la iglesia;  como lo conozco, al terminar la misa tuvimos una conversadita de esas de salidita, pero fue medio larga y casi me ahoga, pues entre cuento y cuento, cuando le hacía algún comentario me decia con cara felíz "ahhh, la seguiste!" ay Dios!!! Fue terribleeeeeee.
Se que todos o casi todos, hemos sido víctimas de las muletillas, nos han atacado o nos hemos dejado atacar; pero ya a estas alturas de mi existencia, espero no caer en sus garras. Confieso que he estado romanceando con algunas , pero de una  vez rompo ese "idilio"; lo hago por honor, porque no se puede decir algo y luego hacer el verdadero ridiculo , haciendo lo que decimos que no nos gusta del prójimo.

Pero ánimo, que al final, como son cansonas, las vamos dejando por aburrimiento y el ridiculo no lo hacemos por toda la eternidad. De verdad...ánimoooooo!!!

martes, 15 de mayo de 2012

MISS MEDIO AMBIENTE

    Querida Boge:
Te acuerdas, prima, cuando salíamos en tu moto y con el pelo al viento las dos (ahora no me despeinaría voluntariamente, ni loca!) tenías la habilidad de ver cuando algún transeúnte tiraba al piso alguna basura "de mano"? No puedo olvidar tu disgusto!!! Me recuerdas antes y ahora a mi mamá!!! Y te ponías tan furia con el parroquiano, que te detenías a obligarlo a tirar la basura en su debido lugar..sin duda , eres la precursora del cuido del medio ambiente , dentro de la familia. Ahora continúo con mi cuento medio-ambiental. Antes, tenía que mencionar , recordando tu hazaña,que esto de los mediambientalistas lleva sus años en reposo y ahora es que se ha destapado la emoción útil y contagiosa, que si Dios nos lo permite, se nos salva el planeta, porque una de dos: o lo salvamos o nos mata personalmente por delincuentes.

Mi prima sin duda es un ejemplo de fuerza y decisión, si le hubieran dado un tolete, creo que los muele a todos por contaminar la ciudad. Mi primo Fito , más pacífico, pero igual de tenaz, también ha participado activamente salvando nuestro ambiente.  Y es que en las familias de ahora, hay gente consciente, que nos indica  por donde es la cosa a los demás que andamos casi en la luna.

Es fantástico ver la manera en que a los niños de ahora se les informa en sus colegios, paso a paso, los beneficios y formas de proteger el medio ambiente. Cuando era chiquita, solo me cantaleteaban dónde se ponían los deshechos de la lonchera, de paso que no tirara papeles en el piso y hasta allí llegaba la cosa y siempre había gente perezosa que dejaba todo por donde fuera. Recuerdo aquel estribillo publicitario de "pooonga la basura en suuu lugar!".  Ahora, sin cantarles tanto, los niños saben de contaminación, reciclaje y protección ambiental.

Cuanto más pequeños son, más sabiondos! Mi hija, cuando empezó su etapa escolar, me hablaba de la siembra de árbolitos, de no contaminar el ambiente con la basura; de la tala de árboles, de que las cosas se reciclaban separadamente y no tardó el día en que me tenía la cocina llena de montoncitos seleccionados de objetos que no podian ir juntos. Luego, descubrimos los centro de reciclaje y que hasta cada tipo de papel tenía que ir en distinto sitio.
Ya más grandecita, me llenaba de envases tetra pack vacíos , por ejemplo, para llevarlos después al supermercado, donde había un lugar especial para cada cosa a reciclar.
Lo peor llegó  cuando se contagió del "patriotismo" de una compañera del salón, que se pasaba el recreo recogiendo los envases de juguitos ; me cuenta que detectaban a un niño  chiquito y le decian  "Mi amor, me das el envase de tu juguito cuando termines?" el condiscipulo aceptaba y las  ayudantes de la naturaleza esperaban con calma a que el susodicho terminara el jugo , para llevarse el envase. Pero la cosa se puso intensa cuando otra compañera  les decía lo mismo a los niños, adicionándoles el "apúrate...tómatelo raaaaaaapidoooooooo!!! y los pobres seres casi se atragantaban el contenido para entregar vacío el urgente pedido en aras del reciclaje.
Es que estas generaciones, a toda costa, me suena que preservarán el medio ambiente a como de lugar, asi sea con presión!!
Aveces pienso,  que funcionamos mejor a punta de orden, pues en este caso, al menos, está visto que por las buenas no caminamos muy bién. Confieso que digo "funcionamos" porque quiero ser solidaria y es que a mí no me gusta que me manden mucho, digamos que soy medio anárquica porque soy responsable.

La tierra se nos está vengando; tanta tala de árboles y tanta locura  contra el medio ambiente y sus moradores, parece que no quedará impune y nosotros, que somos los causantes, estamos en la mira de esa naturaleza que cada día nos avisa que tomemos calma y conciencia o nos suena a todos por mal portados, respondones y destructivos.

Prima, ya ves que las cosas han tomado otros rumbos desde tu iniciativa de avanzada ambientalista; no digo cuántos años han pasado desde entonces, porque si eres tan parecida a mi mamá, seguramente no te gustará que te adivinen la edad; tampoco quiero soltar la mía porque te calculan la tuya, pero debo decir que desde aquellos tiempos, fuiste la precursora familiar de protección ambiental del otro lado de este continente por muchos años...qué bueno que te mudaste a esté! Es bueno saber que seguramente sigues tu campaña , más cerca de mi casa. Y no creas! también sigo tus pasos, bajo la atenta mirada de Eugenia que,  más bién parece tu subalterna con modificaciones.
Creo que las postulo a las dos para Miss Medio Ambiente!!

lunes, 9 de abril de 2012

EL CARROUSEL


Tan bonitos, tan coloridos, tan fascinantes para los niños. No recuerdo cuándo fue la primera vez que me subí a uno, solo recuerdo que soñaba que no estaba allí cuando daba vueltas encaramada en un caballo o un unicornio, porque sentada en los silloncitos esos con cara de magia que van entre cada cuadrúpedo no era emocionante.
En estos días estuve de espectadora viendo uno de ellos, vi que el sistema sigue siendo el mismo, la fila de los niños que suben, el llorón que le da miedo, pero que la mamá lo anima porque como a ella le gustaba cuando chica... también se ve el que va con la empleada y la pobre muchacha  a agarrar el niño toda la vuelta y si se marea, ni modo, la mandaron sin preguntar. También están los que están tan pequeñitos, que a esos si los sientan con adultos en los silloncitos mágicos ( es que no se cómo llamarlos). Siempre existe el corre corre de la entrada para no quedarse sin cuadrúpedo. Pero lo que más me gusta es la saludadera de las madres cada vez que el vástago gira en frente suyo: aaaaaadioooooosssssss!!!! con la mano, no se cuántas veces; la sonrisa siempre puesta, porque las mamás somos así, medio cursis según los padres, tiernas según los abuelos (maternos) y para nosotras es que somos mamás!!!!
Una tarde estaba sentada frente a uno junto al roomate; me la pasé mirando el show tan legendario este y casi me sentí adivina: "mira..ahora viene la vueltecita y la mamá saludará...waoooo saludóoo!!! pobre niño..debe estar cansado de la historia esa, pero ahi la ves, saludando...es que yo hacía lo mismooo!!!" libreto espontáneo, le llamo yo.
Son tan codiciados los carrouseles por los niños, que dejan a quien sea por uno de ellos, pues con el caballo basta. Un tarde hace años, mi sobrino Dani quiso subirse al carrousel con su prima Eugenia y le dijo "vamos!! tengo cincuenta centavos!" le dijimos que eso solo le servia para una persona, entonces miró a su prima y le dijo " lo siento Eugenia, te quedaste!!" y eso que dice quererla mucho. Pero si es que esos carrouseles son separa gente!
Y como el carrousel se nos va quedando chico, un buén día aparecieron todo tipo de juegos digamos que acrobáticos de feria. Las tazas esas que giran sin parar y que me parecían más seguras porque de la taza no te sales. Lo malo es cuando uno de los ocupantes se marea demasiado y amenaza con vomitar, ahí si se nos ocurre que las tazas tengan propulsión a chorro para salir volando antes del suceso.
También están los paraguas esos que vuelan y giran, al menos esos son más pacíficos. Al martillo jamás me he subido y no me subiré, porque a parte que me dan miedo, parecen maltratadores y sus ocupantes, masoquistas. Hay que ver los gritos que salen de allí, los pelos al viento y cuando baja todo el mundo, caminan como dislocados, pero en cuanto se reponen...ahí van de nuevo, ven? masoquismo puro.
Las célebres montañas rusas me parecen tan bonitas! Y me gusta verlas, no subirme. Es que soy medio vertigosa. Marta se apunta a todo! Cuando éramos más jóvenes y menos bellas que ahora, se subio a una con Mónica, creo que Moniquín lo pasó mejor, pués en cada vuelta solo se escuchaban los gritos de Marta y no solo los gritos...también palabras interesantes.
Los carros chocones nunca faltan, una tratando de no chocarse y todos encima chocándonos...en fin, para eso son; lo malo es que se sale con un dolor de cuello!!
Luego están esas lanchitas bonitas donde se suben los niños... y las madres otra vez, saludan y de paso se puede oir el consabido grito de "no metas la mano en el aguaaaaaa!!"
De verdad que son todos memorables. Como siempre, me recuerdan la vida diaria, porque muchas veces le damos vuelta a lo mismo, giramos y giramos sobre la misma cosa. Nos metemos en locuras y sobresaltos, para luego salir caminando de la mejor forma posible, aunque hay quienes prefieren salir cojeando. 
Sí, me recuerdan a la vida y como me la recuerdan tanto, prefiero ser como las madres del carrousel, que saludan y sonríen, lo demás...no existe.


viernes, 6 de abril de 2012

QUE VALGA LA PENA


Cuando veo cada clavo, se me eriza la piel; cuando veo su corona...me va entrando una rabia muy grande, porque representa la burla , la maldad y la locura de gente que desconocía a Dios,  y ni qué decir de cuando veo su abatido caminar rumbo a ser crucificado. Lo visto por años en películas y leído en la Biblia, se me junta en desorden. Y se me junta para llegar siempre a sentir que ha sufrido tanto y aun nosotros no entendemos del todo que ese calvario y agonía no han sido por nada.
Si realmente termináramos de entender su sacrificio, pensaríamos mejor antes de actuar desatinadamente, antes de dejar que los malos  sentimientos  se apoderen de cada uno.

Entonces me pongo a pensar que si Jesus ha sufrido tanto, por nosotros, que si su Madre ha sufrido tanto para que su hijo lo hiciera por nosotros y que si Dios decidió mandar  a su hijo para redimirnos a todos , por què somos tan egoístas en hacer lo que nos da la gana y no apreciar el sacrificio tan grande que supone la crucificción.
Porque decir que nos duele todo aquello y no tener congruencia en lo que hacemos, no es de personas sensatas.
Si apreciamos y valoramos ese gran sacrificio, aprendamos entonces, a amar como Dios manda, a los que nos rodean, no amar con egoismo,  que el amor es otra cosa. Si Dios nos da a su hijo en sacrificio para ayudarnos, no desperdiciemos algo tan grande, con odios y rencores, pues de eso no se trata el amor de Dios.
Es tan grande lo que Nuestro Padre, en su infinito amor hace por nosotros cada día, que me parece poco lo que tratemos de hacer para retribuir de alguna manera; aun así, estoy segura que Dios nos comprende, nos tolera, nos ama y nos da una nueva oportunidad constantemente. De paso sabe muy bién lo que hay en cada corazón.
Debemos sentir desde adentro lo que nos enseña la Semana Santa, reflexionar realmente lo que no estamos haciendo bién,  que cada clavo valiera la pena, que su sacrificio no sea en vano! Ni seamos como aquellos que lo persiguieron, acosaron y se burlaron.
Solo así, recordando su sufrimiento que solo fue por amor inmenso, es que podremos empezar a ser realmente buenos cristianos y buenos seres humanos.

domingo, 25 de marzo de 2012

DULCE


Llegó sin que me avisaran , la vi bajar del carro, algo tímida, insegura por la bajada desde el asiento trasero hacia la acera ; mi hija y el roomate eufóricos  y  yo ..so whattttt!! habían cristalizado el sueño de la adopción: habían traído a Dulce , del albergue San Francisco de Asis, mientras yo cuidaba a Palito, nuestro gato de casi 16 años, que estaba ya muy viejito y enfermo.

Después que asimilé al nuevo miembro de la familia ,porque me agarraon a quema ropa ese día, ya que la esperaba en la casa la semana siguiente por aquello de que tenía a Palito enfermito; me sentí contenta y como siempre hay gente para todo, tengo que decir que hubo quienes reclamaron el que tuviéramos perro en casa como si fueran los encargados de su manutención...también comentarios poco caritativos y fuera de lugar, además de que me banqué la cara poco grata de algunos..pués sí! me di cuenta y qué!. Aunque debo mencionar que la primera en conocerla, después de nosotros fue nuestra querida Macarena, que estaba de visita ese día y se alegró junto con nosotros y se que de todo corazón, disfrutando la llegada . Y es que nuestra perra Dulce, tiene tres patas.
Nos cuentan que la llevaron atropellada al albergue,tendría 2 meses; una de sus patitas delanteras estaba en tan mal estado que se la tuvieron que amputar. Cuando la vimos en el albergue, en medio de varios perros,la recuerdo quietecita en medio de todos sus compañeros y si todos venían a vernos, ella también, solo que la emoción del resto era tal, que la empujaban sin querer y ella se ladeaba, con lo cual vi que mi esposo y mi hija se bestializaron y gritaron como locos en una ocasión... y es que les estaban empujando a su perrita.

y así llegó Dulce  a nuestra casa que ya es toda suya!! En un momento de angustia por Palito, mucha locura con los cuidos y gran estres.
Pero como Dios sabe bién cómo maneja todo en nuestras vidas, resultó que en medio de la situación que vivíamos en casa, Dulce vino a ayudarnos a sobrellevar todo ese tiempo dificil para nosotros por el gran amor que le teníamos a nuestro gato.
Mi hija, muchas tardes, angustiada decia "ya vengo, voy a donde Dulce, necesito amor de perro" , salía al patio y allí la tenía, lista para babearle la cara , las manos y lo que fuera! Jugar, acompañar , en resumen,entregarle su solicitado amor de perro.

Lamentablemente, llegó el día en que Palito nos dejó y allí estaba Dulce para acompañarnos y animarnos. Su misión estaba por comenzar!!!!!!!!!
Le hicimos una rutina para pasearla; luego no nos dejaba tranquilos si no la cumpliamos; si salimos en el carro a pasear con ella, rumbo a algun parque....se sube primero!!! atrás quedaron los tiempos de su inseguridad al subir y bajar del carro...ahora se sube donde se le ocurre!! nos persigue si quiere jugar asi no tengamos ganas. Lo mejor llega a las 5am cuando la veo dormida y no la levanta ni la grua! la abrazo, me mira con los ojos medio abiertos y sigue dormida, pareciera que sonriera y agradeciera de alguna manera el cariño tan temprano.
Es tan sociable, que ha querido hacer migas con Miel y Chiqui, mis otros gatos; con Miel ya lo logró y juntas acabarán con mi sala; con Chiqui , la cosa está más dificil. Creo que es una pugna por ver quien se queda conmigo. Lo que Chiqui no sabe es que Dulce no se muere por mi..se muere por el roomate!!
Sus primeras visitas fueron a casa de la familia. En casa de mi suegra dije que el roomate siempre había querido un perro, mi suegra me dijo algo molesta que si ella hubiera sabido eso antes, habria resuelto, pero le respondí que ni él sabía que queria un perro. En casa de mi mamá llegó muy bién portada y se la metió al bolsillo con ese comportamiento, solo que después que aseguró su lugar en esa casa, hace lo que le suena...buena táctica . Con mi suegro fue  excelente , aun no se pasa de la raya, mi suegro se la pasó todo el rato lamentándo la pèrdida de la pata y comentando molesto la maldad humana...ama a Dulce. Los vecinos la saludan con cariño, en los parques siempre tiene admiradores y generalmente recibe mucho amor. Me parece adorable cuando los vecinos pasean a sus perros y no dejan de detenerse en mi cerca y saludar a Dulce, los oigo hablarle con un cariño!! Allí es cuando una vez más me doy cuenta de lo afortunada que soy teniendo tanta gente considerada y de buén corazón  cerca de mi casa; porque hasta en estos detalles simples de la vida, ves el corazón de las personas.
Muchas veces vemos que hay niños que dicen  el libreto de costumbre: "pobrecita! qué le pasó?? es linda! la puedo tocar?" y aunque se dice que no es bueno compadecerse de nadie, creo que  esas palabras  denotan que el ser humano del futuro, tiene compasión hacia la creación. Si perdemos la compasión, ya nos iríamos enfriando y al rato nada nos importaría.
Dulce estuvo predestinada desde que nació, para nosotros; tuvo que esperar 8 meses para hacérnoslo saber, no cabe duda que es lo que debíamos tener, es la compañía y el amor hecho presencia. También le falta un tornillo, pero digo que salió al roomate, total ellos dos son como batman y robin, siempre juntos hasta en los programas de tv, porque quiero que sepan que mi querida Dulce ya lleva tres programas de tv en los que sale. Mis gatos y yo seguimos prefiriendo el bajo perfil y continuamos siendo desconocidos.

Dulce, tu vida nos alegra día a día,! te cuento que a Melisa no le gusta que le babees su pedicure; Dani  se muere por jugar contigo, pero te sale huyendo porque a las finales te ve muy inventora y le das cada empujón! porfa, mi mamá, tu abuelita, tiene ya sus años, no trates de jugar rugby con ella que me la fracturas! Gracias por esperar despierta al roomate, se que él se pone felíz cuando te ve al llegar, no más no le juegues la broma de salir corriendo por la calle, que el otro dia llegó a la esquina persiguiendote y tú corriendo como una bala (si te vieran en el albergue no lo creerían!).. ten presente que el roomate..no es tan joven aunque traga años! Recuerda también que en la mañana el bus del colegio se lleva a Eugenia, no a tí!!  No seas pesada con los fantasmas de la casa, no les gruñas..ellos viven aqui antes que yo.Sabemos que Norita es petite..pero no es tu juguete! la próxima vez que venga, saludas y te desapareces, que la matarás de un susto.  Pleaseeeeee!! ten calma y no ladres tan tarde en las noches que me despiertas a los vecinos y eso me da mucho estresss! y sabes qué más? gracias por tu cariño, por tu diversión y tus locuras, por demostrarme cada día que el tener un impedimento físico, no impide nada cuando se tienen muchas ganas de vivir.
Eres la prueba de que todo se logra si queremos,  la prueba de que cada quien tiene a su cada cual, porque solo tú, eras la indicada para llegar a nuestras vidas y sanar nuestros corazones.



lunes, 5 de marzo de 2012

ESAS PLAGAS...

Volaba pesadamente, aun no me había dado cuenta, hasta que me dio por mirar hacia arriba y..una cucarachaaaaaa!! Creo que es más fácil que me enfrente a un ladrón y no a este insecto tan ..espeluznante??
Mi hija salio de su cuarto para ver qué pasaba , solo fue decirle y su respuesta fue "ay noo, yo mejor cierro la puertaaaa" y despareció .
Mis gatos miraban el techo y no les interesaba lo más mínimo, me fui a buscar una escoba y me armé de valor...la escoba casi se desbarata y la cucaracha ahí..vivita y yo gritaba como película de terror, sola contra el "alienígena" ...de pronto..aleluyaaaaaa oigo que mi roomate llega..Dios!! "llegó supermannnn!!!" le dije a mi hija y salió veloz a avisarle que estábamos en "peligro". Esta es una de las veces que más felíz he sido al verlo llegar...qué horror!! me he vuelto interesada. De pronto quise que el super héroe fuera latino y al verlo dije "chapulín colorado!!", pero el roomate, serio, fue directo al enemigo y lo pasó al otro mundo, no sin antes querer que me despidiera del cuerpo, a lo que  yo  me negué y salí corriendo por toda la sala.
Ni idea cuál es el miedo general que nos une  a muchos, por las mentadas cucarachas. Creo que es un miedo a lo desconocido, aunque son más que conocidas y a no querer matarlas, por el hecho del crimen en sí. Más fácil sería todo si les pudiéramos pedir que salieran, les abriéramos la puerta y se fueran sin problema.
Nunca olvidaré una vez que estaba con mi papá en el campo, caminábamos y de pronto me salió brincando un ratoncito chiquitito..yo..pues grité para no perder la costumbre y mi papá me miró muy harto y me dijo "no grites por gusto! si es un ratoncito de monte y está tan asustado como tú!"  Me pregunto si hay diferencia entre un susto por ratón de monte y otro capitalino, porque hasta el sol de hoy, no le encuentro diferencia pues mi  mamá una vez quedó sentada en una mesa a causa de uno muy cosmopolita que había subido hasta nuestro apartamento .
Mi mamá..es campeona de muchos metros planos a causa de algún bicho. Hace años se encontró en el jardín de su casa,una culebrita..A penas la vio salió como una bala, ya sin aire casi, le logró decir a mi papá que en el jardín había una culebra enooorme..mi papá, veterinario al fin, le preguntó enseguida: "y la viste bien? cómo tenía la cola? los ojos? de qué color era?" y ella ya en estado de furia le contestó "yo qué se!!! es enormeeee!" y él salió al patio con una coa y un pala que tenía a la mano, se fue directo al reptíl y lo acabó en dos segundos, lamentándose luego por el pobre animal que no era venenoso y la exageración del tamaño...mamá..cuándo no???

Definitivamente este pánico es mundial . Cuando Bomba aun me hablaba (ver artículo "Bomba no me Habla"), aparecía con lo que se le ocurriera. Hasta me trajo un muerciélago y grité (otra vez) como cochino en feria; se me ocurría que se le escapara y luego estaría volando por toda la casa o que le haría daño a él y sabe Dios qué le pasaría, el caso es que nuevamente recurrí a los servicios del super héroe de todos los tiempos, "el roomate" el cual para suerte mía éstaba en la casa y solucionó el hallazgo. El incidente me recordó los digamos que regalos que me traía mi primera gata, de nombre violeta, la cual me quería tanto que me traía ratones de regalito, me los ponía casi a mis pies, eso sí..tenía la cortesía de traerlos muertitos. Por no desairarla, le decía gracias Viole! y cuando se daba la vuelta los desaparecía, ya que curiosamente , por el cariño que le tenía a la gata, me volví valiente y jamás grité ante sus regalos.
Ayer tuve otro encuentro...qué suerte la mía! voy entrando a mi  casa y qué veo?? una ranita entrando alegremente por la puerta principal!! Me parece estarla viendo dando brincos como si regresara de algún paseo..solo le faltaba la lochera. Fui decente..no grité...es que teníamos visita y no quería dar el espectáculo, aun no me llevo con los escándalos en público, asi es que fui por el arma secreta de todos los tiempos, la escoba y el recogedor. Esta vez  hablé, no muy amablemente, pero le dije que aqui no podía quedarse, entonces se hizo la estatua, pero traté de subirla al recogedor...decidió que no y brincó a otro lado..entré en pánico y la seguí...la subí de todas maneras al recogedor y le dí su paseito hacia afuera con la mayor decencia. Hoy la estoy oyendo..creo que está de regre!!!!!!

Y con el cuento de la plaga..me acordé de la gente, de aquellos plagosos que no te quitas de encima ni de chiste, de los que saben que no hay oportunidad después de sus desplantes y te ponen en apuros porque se hacen los suecos (por cierto, quién me está leyendo en Suecia??), de aquellos con alma de cucaracha, que quieren que los soportes de todas maneras; de los que se sienten batman y cual muerciélagos lo que te dan sustos sin piedad; recordé también los que son como la ranita visitante, entran en tu vida  felices, aunque no los invites , pero a las finales no te caen mal, solo que no tienes nada en común . Hay quienes cual plaga te irritan, te cansan y te activan la imaginación con desesos de irte a una isla desierta que solo ves en tu cabeza. Pero, al final del cuento, muchas, pero muchas veces, aprendes a vivir con todos. La tolerancia hace su aparición, muchas veces disfrazada de resignación y para los más creyentes, de cristianismo.

A estas alturas de mi vida, puedo decir que ya entendí que las plagas llegan a cada rato así como por la  vida te encuentras constantemente todo tipo de gente; unos te harán sufrir, otros reir; otros , deseos de desaparecer, llorar y hasta  de sacarles la lengua!  Y así como las plagas, pasa que  al final del cuento, te haces más tolerante, valiente ante sus ataques, encuentras la solución para no padecerlos y cuando ya resuelves, te sientes más tranquila y por qué no decirlo? Hasta felíz! Porque logras comprender que no es cosa de que si no puedes con ellos...únete...más bien, si no puedes con ellos.. resuelve y húyeles!!


miércoles, 25 de enero de 2012

EL COCINADITO

Mi afición o insistencia a la cocina data desde una edad muy temprana. Inicié mi arte culinario haciendo dulces con la espuma de afeitar de mi papá, los cuales decoraba con pimienta para darle, digamos que algo de movimiento. Utilizaba mis platitos chiquitos del juego de té y luego lo mejor llegaba cuando, al terminarlos, le ofrecía al dueño de la espuma uno de mis decorados dulces, que de paso me seguía la corriente haciendo ver que los probaba, cosa de la que me daba cuenta y jamás entendía yo, que no los probara de verdad...ahora lo entiendo y hago lo mismo.

Ya más grande , me metí en el colegio al club de cocina, donde de supone aprendí a hacer no solo pasteles, si no, otras cosas que no me dejaban hacer en la casa, pero que me he dado el gusto de hacer, ahora que tengo mi propio territorio. Lo único que me permitían hacer en casa de mis padres , era precisamente los pasteles. Mi papà decìa que mi sueño dorado era hacer uno para que èl se lo comiera..y era verdad!!! solo que estos había que comérselos a más tardar 15 minutos salidos del horno, porque simplemente quedaban petrificados despuès de ese tiempo, cosa que descubriò Edgardo Mayorga un dìa que llegò a visitarnos con su mamà, su hermana y primos; yo estaba muy emocionada con mi nueva creación, la cual me elogiaron mis amigos , puès lograron comer antes de los 15 minutos; cuando pasó el tiempo digamos que reglamentario, fue que "el Gardito" hizo el des cubrimiento que ha resultado más que memorable, pero debo agregar que elogió mucho el pastel antes que se solidificara al extremo e hizo la recomendación seria de comerlo casi que con reloj en mano.

Un buèn día colguè los guantes y decidì no hacer uno màs, puès hasta los de caja me salìan rarìsimos.Pasaron los años y me casè. Fue entonces que retomè la cocina y las enseñanzas del club del colegio. Pero el roomate no comía nada!!! Entonces empecé a incursionar en el mundo del disfraz, puès todas las comidas se las disfrazaba y al final acabó comiendo de todo sin notarlo, juro que nunca le he hecho ninguna maldad, a pesar que cuando tomó gazpacho la primera vez, me pregunto con susto que si era alguna venganza. Con todo y sus quejas, un buèn día decidí hacer tacos, a mi juicio me quedaron muy bièn y mi acompañante los disfrutò mucho, solo que al final de la comida me dijo: "BUENÌSIMOS TUS TACOS CANADIENSES!!". A pesar de no haber intentado hacerme la mejicana, puès no veo por dònde, ya que de México, lo que tengo son a Marta y Gilda, reconozco que me molestè. Con los años ya me parecìa chiste y en la actualidad me declaro la creadora con todo respeto, de los "tacos canadienses"; por cierto que en el ùltimo cumple de mi hija, ese fue el menù y una de mis sobrinas de 8 años, me dijo que con gusto se los comerìa por que eran del paìs de Justin Bieber...yo..puès..no quise desilusionarla y menos cuando me dijo que comerìa màs de uno por ese motivo. Los adultos preguntaban si eran de Toronto o de dònde, les "expliquè" que los de pollo eran de Quebec y los de porotos eran los de Toronto. Con todo y el chiste hasta repitieron. Luego, les aclarè que un mejicano amigo del roomate dijo que todo lo que se enrolla es taco, con lo cual advertì que me habìa acogido a esa enmienda y no habìan reclamos, que bièn han podido ser rumanos los tacos y si llenan los requisitos de la enrollada, pasan la prueba.

Una vez enfrentada la prueba del taco, decidí enfrentar mis fantasmas azucarados y me lancé al super a comprar mis cajitas de hacer dulces. Finalmente mi estimada Betty y Pilsbury, me dieron la mano y ya me volví experta, ya hasta los hago de tres niveles, montaditos pero son tressssssss. Les agrego licores, los decoro graciosos y le invento más cositas con lo cual puedo dar por cerrado el trauma infantil del dulce, ya se pueden comer a la hora que sea, saben muy bien a pesar del toque personal y hasta he tenido mi par de pedidos!

La verdad , la vida se me hace corta para algunas cosas y larga para otras, pero corta o larga, hay que hacer lo que nos guste, intentar mejorar los errores culinarios o de la índole que sea, tratar de que las cosas diarias también nos hagan sonreír y sobre todo, ser tenaz cuando decidimos hacer algo bueno...después de todo...mis dulces ya superan a mis tacos.