martes, 15 de mayo de 2012

MISS MEDIO AMBIENTE

    Querida Boge:
Te acuerdas, prima, cuando salíamos en tu moto y con el pelo al viento las dos (ahora no me despeinaría voluntariamente, ni loca!) tenías la habilidad de ver cuando algún transeúnte tiraba al piso alguna basura "de mano"? No puedo olvidar tu disgusto!!! Me recuerdas antes y ahora a mi mamá!!! Y te ponías tan furia con el parroquiano, que te detenías a obligarlo a tirar la basura en su debido lugar..sin duda , eres la precursora del cuido del medio ambiente , dentro de la familia. Ahora continúo con mi cuento medio-ambiental. Antes, tenía que mencionar , recordando tu hazaña,que esto de los mediambientalistas lleva sus años en reposo y ahora es que se ha destapado la emoción útil y contagiosa, que si Dios nos lo permite, se nos salva el planeta, porque una de dos: o lo salvamos o nos mata personalmente por delincuentes.

Mi prima sin duda es un ejemplo de fuerza y decisión, si le hubieran dado un tolete, creo que los muele a todos por contaminar la ciudad. Mi primo Fito , más pacífico, pero igual de tenaz, también ha participado activamente salvando nuestro ambiente.  Y es que en las familias de ahora, hay gente consciente, que nos indica  por donde es la cosa a los demás que andamos casi en la luna.

Es fantástico ver la manera en que a los niños de ahora se les informa en sus colegios, paso a paso, los beneficios y formas de proteger el medio ambiente. Cuando era chiquita, solo me cantaleteaban dónde se ponían los deshechos de la lonchera, de paso que no tirara papeles en el piso y hasta allí llegaba la cosa y siempre había gente perezosa que dejaba todo por donde fuera. Recuerdo aquel estribillo publicitario de "pooonga la basura en suuu lugar!".  Ahora, sin cantarles tanto, los niños saben de contaminación, reciclaje y protección ambiental.

Cuanto más pequeños son, más sabiondos! Mi hija, cuando empezó su etapa escolar, me hablaba de la siembra de árbolitos, de no contaminar el ambiente con la basura; de la tala de árboles, de que las cosas se reciclaban separadamente y no tardó el día en que me tenía la cocina llena de montoncitos seleccionados de objetos que no podian ir juntos. Luego, descubrimos los centro de reciclaje y que hasta cada tipo de papel tenía que ir en distinto sitio.
Ya más grandecita, me llenaba de envases tetra pack vacíos , por ejemplo, para llevarlos después al supermercado, donde había un lugar especial para cada cosa a reciclar.
Lo peor llegó  cuando se contagió del "patriotismo" de una compañera del salón, que se pasaba el recreo recogiendo los envases de juguitos ; me cuenta que detectaban a un niño  chiquito y le decian  "Mi amor, me das el envase de tu juguito cuando termines?" el condiscipulo aceptaba y las  ayudantes de la naturaleza esperaban con calma a que el susodicho terminara el jugo , para llevarse el envase. Pero la cosa se puso intensa cuando otra compañera  les decía lo mismo a los niños, adicionándoles el "apúrate...tómatelo raaaaaaapidoooooooo!!! y los pobres seres casi se atragantaban el contenido para entregar vacío el urgente pedido en aras del reciclaje.
Es que estas generaciones, a toda costa, me suena que preservarán el medio ambiente a como de lugar, asi sea con presión!!
Aveces pienso,  que funcionamos mejor a punta de orden, pues en este caso, al menos, está visto que por las buenas no caminamos muy bién. Confieso que digo "funcionamos" porque quiero ser solidaria y es que a mí no me gusta que me manden mucho, digamos que soy medio anárquica porque soy responsable.

La tierra se nos está vengando; tanta tala de árboles y tanta locura  contra el medio ambiente y sus moradores, parece que no quedará impune y nosotros, que somos los causantes, estamos en la mira de esa naturaleza que cada día nos avisa que tomemos calma y conciencia o nos suena a todos por mal portados, respondones y destructivos.

Prima, ya ves que las cosas han tomado otros rumbos desde tu iniciativa de avanzada ambientalista; no digo cuántos años han pasado desde entonces, porque si eres tan parecida a mi mamá, seguramente no te gustará que te adivinen la edad; tampoco quiero soltar la mía porque te calculan la tuya, pero debo decir que desde aquellos tiempos, fuiste la precursora familiar de protección ambiental del otro lado de este continente por muchos años...qué bueno que te mudaste a esté! Es bueno saber que seguramente sigues tu campaña , más cerca de mi casa. Y no creas! también sigo tus pasos, bajo la atenta mirada de Eugenia que,  más bién parece tu subalterna con modificaciones.
Creo que las postulo a las dos para Miss Medio Ambiente!!