viernes, 1 de junio de 2012

EL ATAQUE DE LAS MULETILLAS

La entrevistada , casi al borde del llanto y tratando de hacer uso de su fuerza para no llorar, le explicaba al moderador del programa de televisión, las razones por las cuales hacía lo que hacía; en todo momento utilizaba  las tan famosas muletillas que Don Víctor, en  El Sagrado Corazón nos enseñó y recomendó no usar y que de paso se nos olvidaba a cada rato. La señora de la tele, no dejó de decir en todo el rato en que se presentó, el consabido "me entiendes?" y así se la pasó buén rato, hasta que alternó el "me entiendes" con el "vale", con lo cual la cosa se hizo más ...entretenida? La verdad es que la entrevistada lo decía bonito, con lo cual no me estresaba, pero me recordó que a lo largo de mi vida me he dado las estresadas no vistas con las famosas muletillas y llegué al convencimiento de que, a veces, no molestan tanto el oirlas (aunque siempre marean) , si no, el tono con que te las dicen.
Y así, de pronto, tipo flash, me acordé cuando hace años , conversando con una persona, se la pasó diciéndome a cada rato "me explico??"  después de cada frase y la verdad me sentí verdaderamente aturdida con tanta preguntadera, aunque debo reconocer que prefiero oir esa que el "me entiendes" . Por cierto, hace poco casi me vuelve loca otro ser humano con la canción del "me entiendes" y quise decirle que no entendía un carajo y que me tenía al borde...pero no lo hice.

Otra muy célebre es "acuérdate que.." y esa sí que me descuadra cuando no se a qué se refiere la cosa, hablan , hablan y hablan y de pronto.."acuerdate que..", pero esa sí la respondo pués si no lo hago explotaré  pués ni idea de qué me tengo que acordar si no se de qué me hablan.
Para remate si te cansas se ofenden!!!! mira pués!Así es que me tengo que aguantar el reporte con todo y pregunta  a manera de clase y de paso como alumna tímida que se muere antes de preguntar, no vaya a ser que el profe esté de malas y te exhiba. Creo que un día de estos me declararé loca y barreré con medio mundo.

Hay que ser conscientes que si en la casa nos soportan por cariño, miedo o ternura, no hay garantía en la calle, donde hay muchas bocas prestadas, como dicen  en mi pueblo y que quiere decir que cualquier día te la canta alguien que se cansó de algo.
Y es que al final del cuento las cosas solo molestan cuando hay falta de cariño en cada palabra. Lamentablemente , muchas veces la cantaleta es tan agresiva que provoca de todo, menos seguir  oyendo.

Continúo.

El "ehhh" ese que se oye cuando la gente piensa mientras habla y que parece que se traba como los carros de cambio, me cansa algo, me desespera algo, pero..ehhhhh, no se que más puedo decir. Y qué tal cuando después de cada frase viene un "si?" porque esto o aquello y "si?" estoy tentada  decir NOOOOOO, pero ahí les dejo la cantadera del si y no me vuelven a ver más..si?
Cuando me van contando algo y me salen con "me sigues?" madre santa!! me dan unas ganas locas de decir "a dondeee??".
También  están las triple X, esas que entre cada frase va un palabrón de esos que todos decimos, los mas valientes en público y los más tímidos en confianza, pero de que va ...va!!!

En estos días fui "víctima" de un parroquiano, al cual ya conozco hace tiempo y que se me sentó al lado en la iglesia;  como lo conozco, al terminar la misa tuvimos una conversadita de esas de salidita, pero fue medio larga y casi me ahoga, pues entre cuento y cuento, cuando le hacía algún comentario me decia con cara felíz "ahhh, la seguiste!" ay Dios!!! Fue terribleeeeeee.
Se que todos o casi todos, hemos sido víctimas de las muletillas, nos han atacado o nos hemos dejado atacar; pero ya a estas alturas de mi existencia, espero no caer en sus garras. Confieso que he estado romanceando con algunas , pero de una  vez rompo ese "idilio"; lo hago por honor, porque no se puede decir algo y luego hacer el verdadero ridiculo , haciendo lo que decimos que no nos gusta del prójimo.

Pero ánimo, que al final, como son cansonas, las vamos dejando por aburrimiento y el ridiculo no lo hacemos por toda la eternidad. De verdad...ánimoooooo!!!